Visitas

viernes, 28 de mayo de 2010

Autovía de la Costa Tropical

Felicidades... A todos los hipócritas, a todos los chupópteros, a todos los politicuchos de tres al cuarto que no sirven ni para estar escondidos. Se os ha puesto grande y se os ha hecho mayor la bola. Está mejor que nunca, más lustrosa que nunca. Cumple hoy 20 años. Muchas gracias por dejarnos esta mierda en las entrañas del terruño más subdesarrollado de la Europa Comunitaria. Gracias, encarecidamente gracias, por hacer de la provincia de Granada el único espacio de todo el Continente Europeo por cuyas costas no existe un trazado de Autovía. Gracias por los carteles y la propaganda de la Segunda y la Tercera Modernización. Para los granadinos, de Granada, de Motril, de Almuñécar, de Salobreña, de la Costa y del interior, la publicidad podríais invertirla en cumplir la porquería de promesas que nos habéis hecho desde hace 20 años. Pero gracias, y muchas felicidades, patraña de políticos.

A ver, que las mentiras tienen las patas muy cortas: año 1988, se promete la Autovía. Año 1990, comienza a hacerse; año 2010, le falta tela, cabronazos... Le falta tela. Es de vergüenza. Pero dejadme, que os lo voy a poner por escrito, a cada uno de los partidos, para que no uséis la Autovía y las vidas que ha costado el trazado más anticuado y denigrante de la civilizada Europa, en vuestro rascar de votos que es para lo que servís.

Con el PSOE
1990-1992: 9 puercos kilómetros entre Granada y Alhendín. Uf, para quebrarse.
1990-1995: 37 kilómetros entre Bailén y Jaén. No está mal, 37 putos kilómetros en cinco años.

Con el PP
Se inaugura en 1997/1999 77 kilómetros entre La Guardia de Jaén y Albolote. Los cuatro kilóimetros entre Albolote y Granada tendrían que esperar. Y 19 de ellos, les corresponde al PSOE.
2000-2001: 19 kilómetros de nada entre Alhendín y Dúrcal.
2002: Dúrcal-Ízbor, ocho kilometritos.

De nuevo el PSOE
2003-2009: Ízbor-Vélez de Benaudalla; uf, seis años después de lo previsto. 23 kilómetros.

Las cuentas demoledoras:
PSOE-86 kilómetros.
PP-89 kilómetros.
Faltan aún ocho kilómetros de una anticuada, vergonzosa y mal trazada autovía, veinte años después de iniciada, aún no concluida, y que supone la punta de la lanza de las mentiras políticas de cualquier signo.

No salvo a nadie, pero las cuentas son claras. De estos 20 años, 12 ha gobernado el PSOE y ha hecho menos kilñometros de Autovía. Ocho, ha gobernado el PP y ha hecho más kilómetros de Autovía. Las cuentas son fáciles y los datos, muy asequibles para cualquiera. También tenemos memoria. ¿Recuerdan ustedes cómo un alcalde de Motril, para salvar el culo ponzoñoso de su partido, dijo que la Autovía sólo era necesaria en momentos puntuales del año, sobre todo en verano. Al cementerio, a visitar los nichos de los que han perdido la vida en esta mierda de carretera tercermundista, lo acompañaba yo. Pero esta gente no tiene vergüenza. Por cierto, el alcalde, pertenecía al PSOE, vayamos a tonterías.

Hoy, viernes 28 de mayo de 2010, en el XX Aniversario de esta porquería que nos han colado, con un trazado que se queda ya desfasado al haberse ejecutado en 1988, quiero darles las gracias a la clase política andaluza en general. Me siento cada vez menos andaluz, por mucho que sus tres teles, sus cuatro radios y su campaña continua nos venda la moto. A ver si prospera la demanda y se comprueba cómo desfavorecen ustedes a esta provincia, que es última en todo.

Lo malo, es que también es última en pundonor. Si por mí fuera, la Autovía estaba cortada día a día, con sentadas de los motrileños, los sexitanos, salobreñeros, granadinos en general... En medio de ella, por turnos, para que no pase ni una ambulancia. Muchos han muerto, que busquen las maneras los políticos. Yo me iba a la cárcel, pero mi pueblo tendría ya su deseada, necesaria y digna vía de comunicación, que parece, interesa mantener postergada, porque así, una provincia entera, se alimenta con los engaños y subsidios pertinentes y echa al cazo de las urnas el voto que debe. O que necesitan unos políticos, que sólo sirven para abono. MIERDAS.

Ojalá se os atragante la tarta de este ignominioso vigésimo cumpleaños. Por la tarde, me acordaré de vosotros y de vuestro engendro de carretera.

5 comentarios:

monaguillo dijo...

Amén. Que asco de gente. Cada día comulgo más con Pérez-Reverte.

MM Peña dijo...

Durante 17 años de mi vida he viajado por esa carretera al menos 2
veces por semana, con la lejana promesa de una autovía que alguno
murió esperando. La he visto cambiar de rutas por famosos desvíos
"provisionales" de más de tres años; la he visto deslizarse, romperse
bajo las ruedas y hundirse sobre un pantano que le roía la base; la he
visto hacer zigzags imposibles bordeando los barrancos como cabra
montesa convertida en skaterapera suicida; la he visto alejarse desde
otras rutas (Lanjarón, Caracolillos de Vélez, los Guájares, la
Cabra...) porque la tierra la sepultaba cada vez que llovía, como el
tiempo sepultaba nuestra dignidad y la lluvia se llevaba la poca
vergüenza con que se nos toreaba como imbéciles de a ocho. He visto
demasiadas mantas plateadas sobre el asfalto coloreado de forma
intermitente de verde y naranja, y he perdido más de uba sonrisa
querida entre sus imposibles líneas discontinuas de dobles carriles
tercermundistas...
Pero, sobre todo, no puedo olvidar las palabras de una sexitana
típica, paradigma de ese arrojo y pundonor que nos caracteriza,
diciendo al hilo de la fuga turística hacia otras costas más claras,
soleadas y accesibles, "¿Y para qué queremos una autovía? Si antes
tardábamos un día en subir a Granada... fíjate lo bien que estamos
ahora".
Y ahí estamos... donde nos hemos ganado a pulso de dejadez, pasotismo,
chavacanería, golferío y cachaza.
Feliz cumpleaños... y que cumplan muchos más, que saltaría uno de mi pueblo.

Lemar dijo...

Hermano toda la razón,pero quizá tengamos los granadinos parte de culpa en ello, que pasamos de nuestra tierra y nos da igual de todo, ya sabes es lo que muchas veces hemos hablado, y por eso solo, envidio a los catetos, es igual que lo del telesferico a la sierra, lo hace capital privado, pero llegan cuatro mequetrefes que se hacen llamar ecologistas, o verdes, o como pollas se llamen, y dicen que no, que el impacto ambiental, y los molinillos o gigante, y los feos, eso no es impacto ambiental, serán gili ...., pues bueno todo se queda ahí, usted ha visto un granadino moverse, pues no, metro, no, tranvía, y a callarnos ese es el granadino, le dan las migajas, y encima rinde pleitesía.
Que vergüenza.
Un beso hermano y a pasarlo bien.

el_hombre_serio dijo...

No estaría mal recordar la otra no autovía de la Costa. Si salen en su coche de Venecia, podrían llegar hasta la provincia de Granada bordeando todo el Mediterráneo sin abandonar una autovía o autopista.

Pero la desgracia es mayor, puesto que al pasar la provincia volverías a circular en una autovía o autopista hasta el mismo fin del Mediterráneo, en el estrecho de Gibraltar.

Y lo peor es que hay tramos proyectados que con el tijeretazo que han dado a inversión estos políticos gobernantes tan eficientes que tenemos que probablemente haya que esperar al menos una década para verlos acabados. Ruina y más ruina.

J. Carlos Medina dijo...

Se puede decir más alto pero no más claro. Totalmente de acuerdo contigo en todo menos en una cosa. Sincera y honestamente no les deseo que se les atragante la tarta de este vigésimo cumpleaños. Yo lo que más deseo es que la metiesen por donde la espalda pierde su nobleza, envoltorio incluido y con las velas encendidas.

Me enerva sobremanera el tema de la autovía. Y de la desidia, por la parte que me toca, motrileña ya ni hablo.