Visitas

martes, 4 de mayo de 2010

Aclaración a la entrada anterior

No habéis sido pocos los que preguntáis al respecto de la entrada que precede a esta. Algunos, cábalas incluidas. Otros, cariacontecidos; nada, nada, "cuatro gotas, que diría Noé".

Conviene aclarar, si acaso. No, no es San Agustín la Hermandad que señalo en mi escrito. Ni mucho menos. No somos ni de lejos perfectos, pero tenemos algo de catadura moral, que muchos no van a conocer. Y no, tampoco es ninguna Hermandad de Domingo de Ramos. De manera que las especulaciones prosigan, aunque de veras, difícil no es. Hermandad donde se demonizan a algunos con mucha facilidad, donde otros se visten de santos sin aval ni olor posible, y donde una ex-capataz, sin pretenderlo, se convierte para bochorno del que lo haya hecho, en instrumento de campaña encubierta, con subterfugios incluidos.

Y poseído por el espíritu de la grande de Mayra Gómez Kemp, "hasta aquí puedo leer".

4 comentarios:

Canijo dijo...

Está todo dicho David, pero no es la única hermandad que ha hecho eso, y lo peor es que están 4 gatos para esconderse, un abrazo

monaguillo dijo...

Que misterio más misterioso ¿no?, ¿será de Martes Santo la Cofradía?

costalero gruñón dijo...

bien David, nos tienes apañaos, el soguiente paso sería crear un "cluedo" cofrade, aunque si se empiezan a destapar todos los casos similares, que haberlos "háilos" como las meigas, entonces Dios nos coja confesados.

Un abrazo y saludos a la parroquia

Francis dijo...

Hijo dando pistas para mantener a la gente en ascuas, eres el mejor. Blanco y en botella.