Visitas

sábado, 20 de marzo de 2010

Pregón Oficial de Sevilla

Todo esto es muy raro, a mí que me perdonen. Yo no me imagino a un infiel dirigiendo los rezos del viernes en ninguna mezquita del mundo, por muy preparado que esté. No puedo imaginarme a un madridista convencido en la junta directiva del Barcelona. Y ni ustedes que me leen, ni yo, ni nadie entienden, que en esto de las Hermandades, haya gente agnóstica, atea, no cofrade, capaz de vulnerar los dogmas y creencias fundamentales de nuestra fe, con un micro (véase un programa cofrade de una radio granadina) o subiéndose a un atril.

Aquí, le pese a quién le pese, junto a la estética, las emociones, las vivencias, el sentido de la amistad y de la lealtad costalera, hay algo que motivó todo esto y lo hizo posible: la fe. Lo siento por los cofrades ateos, los que despotrican de la Iglesia y cuentan la parte que más les conviene, los que entienden esto como deporte o los que empuñan en la mediocridad de sus vidas, un micrófono no para sumar, sino para ufanarse en su ego y vanidad.

Y precisamente, a horas de que el Teatro de la Maestranza de Sevilla y sus dos mil butacas se llenen para presenciar el Pregón Cofrade más importante del mundo, a mí me persigue un sentimiento dual, enconado, enfrentado y difícil de digerir.

Confío después de tantos años como seguidor suyo, en las enormes cualidades del pregonero, don Antonio García Barbeito. Posee una de las mejores voces, domina la escena con naturalidad, su desenvolvimiento en los medios es notorio, sabe construir buenos textos y es un consumado orador. Pero a lo mejor para el Carnaval de Cádiz, para la Navidad sevillana, para el pregón de la Cruz de Granada o para el Taurino de Valencia... Porque después de estas perlas, salidas de su boca y publicadas en ABC o en Correo de Andalucía, lo siento mucho, se me ha caído de manera alarmante un mito. Al menos, de sentir y llevar lo que ha dicho, podía habérselo ahorrado y habérnoslo ahorrado, porque no entiendo esta postura. Si ni es creyente, ni pisa una Iglesia, no es cofrade y no participa de ninguna Hermandad ni acto que convoque: ¿para qué acepta el PREGÓN OFICIAL? Está claro, vanagloria, notoriedad, para no moverse y salir en la foto. Como en el vergonzoso episodio del miércoles de ceniza en un programa cofrade de una radio granadina.

He aquí el sinsentido más absoluto, para orgullo de los que se dicen cofrades y niegan la esencia de esto, la fe...

-No soy un cofrade ni al uso ni a nada. Yo no soy cofrade. Yo llevo 16 años desligado...

-Mi religión es la del Sevilla Fútbol Club.

-Yo no soy cofrade ni pertenezco a ninguna Hermandad.

-No me sé todas las Hermandades.

6 comentarios:

Francisco Abuín - Christi Passio dijo...

No te preocupes que lo sacarán a hombros... es la idiosincrasia del sinsentido...

Anónimo dijo...

Hermano, como dices por su parte mal en aceptar el nombramiento, pero y el consejo nombrarlo, no todo es bueno, solo por ser catetos, ¿me explico?,o no.

J. Carlos Medina dijo...

Y como el movimiento se demuestra andando, ojeando por internet ya hay críticas al pregón. Y ya hay gente que piden un pregón para los sevillanos y el de Barbeito para él.

Sentimiento y calidad literaria deben ir unidos. Y ante todo y por encima de todo sentimiento.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Está claro que con sus meritos periodísticos-literarios puede dar un gran pregón, no obstante, como tú, apuesto por un pregón "más malo" pero que viva la fe.

Santi.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Confirmado... Se dice y a grito pelado, que será uno de los pregones más malos de los últimos años... Me quedo con un comentario al respecto: hemos pasado de tener a tiro de piedra el mejor pregón de la historia de Sevilla, a no tener pregón en 2010. Muy para tener en cuenta esa reflexión.

Como curiosidades: no ha nombrado un solo Titular, una sola Hermandad... Es el pregón cofrade menos cofrade; de ABC, destaco este comentario (uno más de los 150 que ya hay) sobre el pregón de ayer:

Pedazo de pregón de la Consejería de Agricultura y Pesca.. Sólo faltaban los "Romeros de la Puebla" cantándole al trigo y a la era y a los de "Boliden" evaluando el desastre de los pinares de Aznalcázar.

Ah, y al "Arrebato" cantando con todo el teatro el Himno del Sevilla. Cuando vea este año la Amargura por Sor Ángela seguro que me acuerdo del lince ibérico por los Campos de Doñana...

Granaíllo dijo...

Lo podéis escuchar casí integro en la sección multimedia de radiolascofradías.

Desde luego no es el pregón que espera un cofrade, y mucho menos un cofrade sevillano -más cecano a la homilía o, en este caso al ensayo de un cuasiagnóstico- pero es lo que anunció que iba a hacer. Un pregón que, conociéndonos, podía haber sido granadíno.