Visitas

jueves, 18 de febrero de 2010

Creatividad cofrade

No corren buenos tiempos para la originalidad del cofrade, y buena muestra de ello, es la absurda e ininteligible repetición de actos que cada Cuaresma trae nuestra ciudad. Tendremos tiempo de analizar a lo largo de estos días el género del pregón, pero parece que este goza de una paupérrimamente buena salud que lo viene asfixiando irremediablemente.

Hace unos días, la juventud cofrade del barrio del Zaidín convocaba a su 1er Pregón de la Juventud zaidinera. Convendría explicar que el barrio cuenta con un activo, prolífico e incansable Grupo Joven (sin desmerecer ningún otro) en el seno de la Hermandad de Resurrección y Triunfo, de una envidiable capacidad de generar actos y ocupar a sus integrantes. Pero la convocatoria me parece un tanto fuera de lugar.

Con casi 30 años de antigüedad cuenta el Pregón de la Juventud de Granada, que ideó, organizó y sigue convocando la hermandad que junto a la Entrada en Jerusalén, más le corresponde sin dudas: la Cañilla. Pregón que a lo sumo, ha pronunciado algún chaval de no más de 17 años. Resulta raro que un pregón pensado para asegurar una cantera de oradores, tal vez para conceder una importancia pasajera a un joven, en el otro lado del río, lo pronuncie un cofrade que lleva muchos años demostrando su buen hacer en el seno de Salesianos y que supera los veinte. Que dicho sea de paso, tengo un excelente concepto de Sergio Rosillo, pero al igual que yo di un Pregón de la Juventud con 13 años, la edad de darlo, me pareció incongruente encontrarme al bueno de Sergio en estas lides, toda vez que ya sabe lo que es encaramarse a "atriles adultos".

Pero la reflexión no es otra que la falta de capacidad, de ingenio, de seducción, que está pululando por nuestra Semana Santa. No entiendo como en una ciudad donde se inventó y se pronunció el primer Pregón del Costalero del mundo, con 31 ediciones a sus espaldas, exista el Pregón del Costalero del Zaidín, el de los costaleros de la Hermandad de los Gitanos, el de los costaleros de la Hermandad del Huerto, el de los costaleros de la Comunidad de Propietarios del Serrallo, el de...

Cuatro pregones del costalero, dos de la Juventud. Lo siguiente, ¿qué será? Porque cada barrio saca su Cartel, y además, cada Hermandad que ya asistió a la presentación del Cartel de su Barrio, presenta a su vez el suyo. Sin duda, lo siguiente, será la Presentación del Cartel del cuerpo de camareras de determinada Cofradía. O a lo mejor, en vez de hacer una única 1ª Levantá (que esa es otra), haremos la de la cuarta trabajadera, y los cinco (o siete o nueve) de ese palo concreto, se juntarán en la Casa de Hermandad con dos bombonas de butano atravesadas, su trabajadera, eso sí, asida a los metálicos y anaranjados elementos, y tendrán su momento de gloria retratada por los pocos medios que en tareas cofrades nos quedan.

Que a propósito de medios y de naranjas, lo del Cartel que acaba de editar uno de ellos, poco menos que merecería denuncia ante la Fundación Toulouse-Lautrec... ¿Un cartel con el que una emisora pretende anunciar la Semana Santa, que recoge unos enseres en la vitrina de una Casa de Hermandad? Para el año que viene, propongo que saquen las manos (sólo las manos) del florista que pone el calvario del Cristo de la Misericorida, o que hagan una fotografía de estudio de la correa que llevará como capataz, por ejemplo, Agustín Ortega delante del Señor de la Amargura (que cito a mi hermano Agustín por su clarividente buen gusto), reposando sobre un lecho de 22 fajas ortopédicas (tantas como años cumplirían) de los costaleros de la cuadrilla de Regina Mundi, por decir.

Y como de creatividad va la entrada, lo de Regina Mundi sí que ha sido creativo; tanto que ni el creativo en cuestión está convencido.

Malicio que la intención de Hermandades y Barrios por tener sus propios pregones de costaleros y carteles, y pregones de juventud y reiterar una y mil veces actos que se celebran desde antaño, obedece a un impulso protagonista, a una reclamación de una identidad distinta que no es tal, en una ciudad donde ese concepto está de más. Luego, algún capataz se le ocurre arengar a los suyos al grito de: "¡vámonos pal barrio que aquí no pintamos nada!" Y a veces no le falta razón, que nadie llama a nadie, ¿estamos?

Al conjunto de Grupos Jóvenes Zaidineros les animaría a editar una concienzuda publicación (o una buena página web, o unas jornadas culturales bianuales, o un ciclo de conferencias, o una exposición itinerante por las sedes del barrio...) que seguro resulta más interesante que un pregón más, para colmo, reiteración de al menos dos que ya existen (el primitivo y único de la Juventud y el del Barrio); como a los costaleros gitanos, comendadores, zaidineros... a escuchar el Pregón de pregones, el del Costalero, el de siempre, por donde han pasado los más acreditados cofrades en esto de los atriles, al punto de convertirlo en el de toda Granada (punto uno) y en el de más prestigio (visto el Oficial).

Hay mucho por hacer, muchísimo. Faltos como estamos de buenas ideas, de nuevas propuestas como la que hace 7 años nació en el Huerto con las impecables y enriquecedoras Jornadas de Cultura, convocar a un pregón me parece una salida fácil sin sentido. Que cada año tengamos más de 40 convocatorias a declamaciones lírico-poéticas termina siendo contraproducente para el género pregonero. Recuerdo aún el tiempo que mantuve una relación con una valenciana, que a duras penas distinguía un palio de una caja de tomates. Me acompañó dispuesta a estrenarse en estas lides, a un pregón que hube de cubrir para una radio. Cuando terminó este, que estuvo en la línea de los pregones que solemos oír en Granada (malo de solemnidad), empezó el fin de lo nuestro. Ahora ella está con un carnavalero y yo sigo oyendo malos pregones... ¡Cachis! No sabe uno escoger...

5 comentarios:

Francisco Abuín - Christi Passio dijo...

No puedo estar mas de acuerdo contigo... fuera de lugar y fuera de contexto.. lo próximo??... agarrarse porque siempre queda una curva de más...

Un abrazo, y ya ves... la del carnavalero tarareando inmortales estribillos y tu y yo, pues eá... a joernos toca, jajaja...

Reproduciones Salma dijo...

Estimado Hermano, gracias por utilizar mi persona en una de las fotos que da pié a tu ejemplar lectura. No se, si con segundas o por lo contrarío fruto de nuestra amistad. En todo caso estoy totalmente de acuerdo con lo que despliegas en cada una de tus reflexiones. Sabe Dios, lo que queda por pregonarse y a la vez, quien tendrá la osadía de hacerlo. Vivimos tiempos en lo que ya todo vale y en los que la imaginación para desarrollar otros tipos de eventos cofrades, no son más que una repetitiva continuación de otros que ya brillan por si solos.

Por cierto, cuando quieras pregonamos juntos lo “impregonable” siempre como tu bien sabes, que no nos cueste mucho al bolsillo. (Todo lo más, el brindis que nos debemos.)

Un abrazo.
José Manuel Rodríguez Viedma

David R.Jiménez-Muriel dijo...

José Manuel, bien sabes que intención tenía llevarte a la cabecera de la entrada. Lo fácil es rimar coronada con Granada y mapa con guapa, y Santas Pascuas.

Precisamente cuando hablo de un género creativo (atento, porque en unos días quiero dignificar el pregón como pieza literaria en esta Alacena) creo que es fundamental hacer algo igual pero a la vez distinto, como nos trajiste en 2008.

Antes que tú, pocos levantaron del sillón. Con mil perdones, después de ti... Como diría Selu Cossío, "me voy a callar, hombre".

Adolecemos de ingenio; vamos a lo fácil; encargamos al primero que pasa por la puerta que nos escriba un texto; buscamos al imaginero más económico para hacer nuestro Titular, pero luego invertimos lo que tenemos y lo que no en diez mil libros de un batihoja para dorar un paso.

Cuando gusta un Altar de Cultos, al año siguiente lo copia el Tato, Mariquilla y toda la Villa. Si uno pone una flor roja bajo un Cristo, la lleva hasta la Tarasca...

¿Dónde la ciudad de los mayores creadores? ¿Dónde los Cano, Mena, Mora, Ganivet, Alarcón, Soto de Rojas, Alvar, Burín, Lorca, Benítez, Falla Fray Luís, Ibn Zamrak, Tibón, Cano Correa, Guerrero? ¿Dónde de una puta vez un poco de creatividad?

Somos fotocopias mal encaradas de otras ciudades. Y caldo de cultivo de barrios que se ven atacados una y otra vez sin serlo, y que atacan a los barrios de siempre donde aún queda un resto de originalidad.

Esta es la Semana Santa del siglo XXI.

La cerveza, no sé cómo andas, a principios de mes. Que para una vez que viene una racha de trabajo gorda, jajaja.

Un abrazo Hermano.

Francisco Abuín - Christi Passio dijo...

Pero vamos a ver.. ¿¿no habíamos quedado Don David, que cuando tuvieses un ratico, unos ibamos a cantar estribillos, mientras otros recitarían bellos poemas (con bastante creatividad)...??

Ya han pasado los carnavales, o están al pasar mejor dicho... y ha empezado la cuaresma y no vemos señales de vida... por tu parte, hermano David, por tu parte... me alegro de que tengas un a racha de trabajo gorda, que eso en los tiempos que corren es de agradecer..

Ahora bien, sigo diciendo lo mismo que en mi comentario anterior... para mi hay muchos pregones ya fuera de todo contexto, y lo único que hacen es engordar las listas interminables de actos en un espacio tan corto y reducido que aun con el permiso de la parienta no podríamos ir a todo.. así que eliges, y encima de que eliges, seguramente elijamos mal...

Por eso menos cositas, pero con mas calidad, la verdad es que se agradecerían y bastante.. y ojo, que hablo desde el mas absoluto desconocimiento de que es o debe de ser un pregón... yo los míos los daba debajo de un paso y parapetado tras las oscuridad de un faldón...

Ustedes que saben mas de esas proezas, sabrán mejor de lo que hablan... pero yo para escuchar a nenes que acaban de soltar el chupete cofrade, y que lo único que saben decir, y sin la entonación adecuada es Virgen Guapa, y Cristo mas guapo.. es mejor quedarse en casa... al amparo de los estribillos inmortales...

Saludos a los dos...

Pd: cuñao... este David nos debe no una cerveza, si no un barril con pito y a poder ser de caña...

Reproduciones Salma dijo...

Amen...
Solo Amen.