Visitas

miércoles, 24 de febrero de 2010

Carrera Oficial


El debate llevaba abierto ya muchos años, dejado y abandonado de la mano de Dios por (lo siento), la inoperancia de aquellos que crearon una Comisión que estudiara y evaluara una nueva Carrera Oficial para nuestra ciudad y sin embargo, llegaron a la conclusión de que no había conclusión. Y ahora, el anuncio del Excelentísimo Ayuntamiento (por cierto, ¿saben que este título lo usan todos los municipios pero sólo lo tienen concedido 12 Ayuntamientos de España, entre ellos Granada?) de ornar la Plaza del Carmen, lleva a plantearse una nueva distribución urbanística del paso de las Hermandades por un recorrido oficial.

Una gran fuente en el centro de la Plaza del Cabildo, obligará de todas todas a no hacer factible el tránsito de los Pasos por ella. Con lo cual, a mi juicio, perdemos el discurrir frente al Edificio que representa el poder civil en Granada, la casa de todos y que tiene más de simbólico que de efectivo. Pero no podemos olvidar, que las Hermandades buscaron siempre la implicación de todos los estamentos en su andadura. Y que el Ayuntamiento sea marco de nuestras Estaciones de Penitencia, otorga un carácter a las mismas. Hacemos partícipes a las Instituciones de la Fiesta (sacra, pero fiesta al fin y al cabo) por excelencia y sin parangón de Granada. Mas no será posible, y de nuevo a mi juicio, ganamos al perder la Calle Navas, que roba más que da, con ese ambiente tabernero rayano en lo maleducado que en estos tiempos ha terminado por convertirse. Sé que no por culpa de los que regentan estos negocios hosteleros, pero me gustaría que fuesen partícipes de una Hermandad de las llamadas de negro cuando atraviesa la Calle Navas. Aunque bien mirado, si es más notorio en las que elegimos el silencio como modo procesional, el ambientes es insano para lo cofrade en cualesquiera de los casos.

Así, el recorrido idóneo será la Calle Ángel Ganivet, que no sólo por los edificios (en general) que la constituyen y acotan ofrece un mejor aspecto (una vez más, legado del mejor alcalde, don Antonio Gallego Burín), sino que ofrece la posibilidad de ampliar la capacidad de asistentes a palcos y sillas del recorrido oficial, demanda ampliamente alargada en el tiempo. Bien es cierto que luego, un curioso número de los que tienen su palco, suelen dejarlo vacío, que es harina de otro costal.

Si Ángel Ganivet otorgará mayor sabor y mejores infraestructuras a la Carrera Oficial, y para llegar a Pasiegas evidentemente es el camino menos malo la Calle Mesones (que diría el enormísimo Rafael Alcalá Valdivieso que “no sirve ni para comprar vaqueros”), nos resta por salvar un escollo que ha sido denunciado con vehemente energía en los últimos años ante quienes competiera.

Me refiero a la distribución de palcos en la Plaza de Pasiegas. Un laberinto nada alienado, un universo de entrantes y salientes que pareciera haber trazado Rompetechos y que desaprovecha el espacio y pone a prueba la pericia de ciertos capataces (cuyos nombres he borrado de mi memoria, no así sus capacidades de mando).

¿No sería más lógico trazar dos líneas perfectamente simétricas desde las jambas de la Puerta catedralicia de la Encarnación al acerado de Calle Marqués de Gerona y alienar la forma de palcos, a fin de sacar alguno más? O simplemente por dotar de una estética algo más ordenada a esta Segunda Tribuna Oficial. O si lo prefieren, para que algunos capataces no queden en entredicho. Y al fin, y cuya opción elijo, porque ganaría la cordura a la improvisación de quienes en su día definieron las estructuras de sostén de esta Tribuna, de esos palcos, ciertamente muy mejorables.

Tal vez 2011 nos sorprenda con un nuevo recorrido que satisfaga con mayor ímpetu a todos, solucione el verdadero problema de una Calle, la de las Navas, que es heredera de aquel embrollo que supuso la Plaza de Birrambla, otorgue más espacio (que de cubrirlo, supone más ingresos) y embellezca una de las Carreras Oficiales de entre las ciudades (y entrecomillo) “grandes en lo cofrade”, que sin duda es más parca, modesta y poco ornada. Que el debate, en términos no cofrades, será si la decisión municipal de la fuente en Carmen, es o no acertada. Y yo sostengo que no...

1 comentario:

Anónimo dijo...

Je je je, que grande eres coño!!!. La frase no es mía, pero me la hago propia.La calle mesones no está pa ná, y como no está pa ná, ni pa comprar tabaco, lo que la real se debe plantear(para mí obligatorio)es el paso de las hdades por ALHÓNDIGA, que esa sí está más bonica que un san luis(ancha, recta y plana)hasta jaúdenes y así embocar Pasiegas. Y el regreso de las hdades de saidin , sanantones y demás que cojan PUENTEZUELAS que está antoavía mejó que ALHÓNDIGA.Son 30 metros entre estas 2 calles, pienso que el personal aguantaría.
Hala a darle vueltas al coco
RAFALCALA