Visitas

viernes, 20 de noviembre de 2009

VIII JOrnadas de Cultura Cofrade de Granada


En la Cuaresma de 2003 quedaba estrenada una cita ineludibe, soberbia, grata, de un interés suscitado en Granada como nunca los organizadores iban a pensar y que sin duda, ha acabado convertida en el referente de la cultura de lo cofrade en esta tierra. Eso sí, para medios de comunicación despistados, se celebra su octava edición, pero no se viene celebrando por espacio de ocho años consecutivos, sino de siete.
Ese febrero de 2003, José Antonio Navarro Arteaga se cuela en nuestra ciudad con proyectos decorativos, altorrelieves, cartelas, formatos pequeños y bocetos en barro, constituyendo la primera exposición de las Jornadas, que ya marcaron una línea a seguir, siempre bajo la tutela de Mariano Sánchez Pantoja, combinando el carácter expositivo, con mesas redondas y conferencias.
Gusta sobremanera la misma, y así, las II Jornadas trascurren del 24 de enero al 15 de febrero de 2004, organizadas en torno a la figura que hacía un siglo naciera, de modo que se gestaron como homenaje a un creador granadino. "La Pasión según Domingo Sánchez Mesa" trajo consigo obras de arte de nuestra provincia, la de Málaga o la de Jaén, de diversas localidades y con una altura encomiable. En dos citas, los hermanos del Huerto acababan de capitanear la nave del valor cultural en este universo cofrade.
Pero las fechas idóneas, a juicio de los organizadores, debiera ser casi estrenado el curso cofrade, y por vez primera, a caballo siempre entre los dos últimos meses, se celebraba, entre el 3o de noviembre y el 12 de diciembre de 2004 las III Jornadas, que constituyeron el primer y serio intento por descubrirnos los tesoros de las clausuras. "Santa María, Madre de Dios. 800 años de devoción a la Santísima Virgen en los Conventos de las Madres Comendadoras de Santiago" hicieron de los lugares expositivos, joyeros donde recrearse en piezas venidas de Toledo o Madrid.
El mes de noviembre de 2005 fue un junio adelantado. Dedicadas al Santísimo Sacramento, las IV Jornadas recrearon litúrgica, estética e históricamente, cultos, procesiones y costumbres sacramentales, pregón incluido, para regocijo de tantos.
Y del 31 de octubre al 11 de noviembre de 2006 las V Jornadas, con el título de "Sagrado Vecino" y "Llena eres de gracia (I)" abundaron en una doble exposición, con varios marcos museográficos, para recrearnos en sayas y ornamentos marianos venidos de buena parte de Andalucía...
...y en una interesantísima colección ex profeso de Imágenes del Niño Dios, todos ellos procedentes de las clausuras del Barrio del Realejo, preferentemente, aunque no faltaron de Templo Matriz del barrio, Santo Domingo.
Las VI Jornadas tenían que rendir homenaje al que pasará como el más cualificado tallista del siglo XX (y lo que llevamos del presente XXI) en el mundo artístico cofrade español. Y por tanto, del 9 al 16 de diciembre de 2007, "Antonio Martín, el alma de la madera", fue para este hispalense que, como obra última nos deja el Paso de Misterio de la Hermandad convocante, y ocupaba los tres espacios señalados con fragmentos de pasos, cartelas, recreaciones de su taller y los interesantísimos bocetos, algunos nunca plasmados, conociéramos más si cabe al más consagrado tallista de nuestros tiempos.
Si en alguna ocasión habíamos contemplado hasta dos exposiciones en el marco de estas Jornadas, en su séptima edición, llevadas a cabo del 19 al 30 de noviembre de 2008, nos sorprendieron en el imposible argumento físico de hacer hasta tres, y bien planteadas: "Llena eres de Gracia (II)", "Torcuato Ruiz del Peral. El último barroco" y "Amarguras de Andalucía".
Y este año, desde el 18 al 29 de noviembre de 2009, las VIII Jornadas. Recupera su carácter dual y se compone de "Rex Regum I Simbología pasionista en orfebrería y taracea" y "El Misterio de la Oración en el Huerto en la Semana Santa de Andalucía".
Ni que decir tiene que las Jornadas han contado en todas sus ediciones con mesas redondas, conferencias, visitas guiadas, visitas a otros marcos expositivos, conciertos, cursos de arte floral, publicaciones (y de un esmero fotográfico y de impresión, como pocas), proyecciones audiovisuales y en definitiva, una cuidada programación que les ha valido, desde sus mismísimos inicios, el aplaudo cierto y rotundo de los miles de visitantes y asistentes ya acumulados, o el premio que el extinto equipo cofrade de Canal Sur Radio en Granada, entendiendo que estábamos ante un absoluto motor cultural que dará sus frutos, si no los está ya dando, en esas generaciones que aprenderán en directo lo que muchos buscamos en sus días en otras ciudades.
De lo que no me cabe duda, es que, a veces, actitudes, esfuerzos titánicos y montajes como los que realiza a lo largo de siete años consecutivos y ocho ediciones (algunos medios de comunicación debieran estar más finos) esta Hermandad, hacen que uno se sienta orgulloso de nuestro mundo cofrade. A todos, GRACIAS. Y muchas más al gran mentor e ideólogo de esto... a Mariano.

No hay comentarios: