Visitas

jueves, 1 de octubre de 2009

XXV Aniversario Fundacional


La tarde de este sábado 3 de octubre significará el definitivo empuje a unas celebraciones extraordinarias que se han extendido por espacio de trece meses en el seno de la Hermandad de la Lanzada. Un Aniversario que deja un grato sabor de boca y un rosario de eventos pioneros y asentados que dan norte de una nueva situación en los cabildos de oficiales de las hermandades de Granada, consecuentes y convencidos de la necesidad de potenciar asuntos de índole cultural y mirar al pasado con ojos ávidos de aprendizaje y dispuestos a rescribir el futuro.

En el año 2005, Granada fue testigo del Aniversario marco, del que significó un antes y un después por los esfuerzos novedosos, académicos y reflexivos que se pusieron en este; me refiero al 325 Aniversario del Señor de las Tres Caídas, con 3 conferencias, dos mesas redondas, tres visitas culturales, una edición especial de los aspectos cultuales, culturales, patrimoniales y estéticos de estos tres siglos andados, y en definitiva, donde de una vez por todas, la Salida Extraordinaria era un aspecto más de todo lo diseñado y proyectado, y en ningún momento, el único evento protagonista de un fasto celebrativo.

Los años han pasado, los aniversarios también. Y desde aquel pionero y refrescante del Tres Caídas, hemos tenido que aguardar a otro que nos ha traído, por si fuera poco, hasta un proyecto asistencial o de caridad como algo absoluta y rotundamente novedoso, me atrevería a decir, no ya en nuestra provincia, sino en la geografía regional. Un Aniversario que ha contado con un programa completo, digno, presuntuoso y desde luego muy ambicioso, con frutos más que positivos para quien haya acudido a este con ojos despiertos y la disposición de aprender.

Si tan sólo dos hubieran sido las convocatorias, de la casi veintena a las que hermanos y cofrades fuimos llamados, me quedo con dos actos que sin lugar a dudas marcarán una antes y un después en los ánimos de aprendizaje y de progresión cultural en lo cofrade, caso de la soberbia e intachable conferencia, a caballo casi de ser llamada “clase magistral”, del doctor Juan Antonio Sánchez López, y la mesa redonda que en las postrimerías de mayo, debatió el asunto del Decreto Arzobispal (o Estatuto Marco) con una altura de miras enriquecedora.

A la primera de las citas mencionadas, abarrotada la sala del viejo Hospital de Peregrinos, nos regalaba Juan Antonio un corpus perfecto y racional de la Imaginería andaluza, con especial hincapié en la trayectoria de la escuela granadina y en la figura del maestro Barbero Gor. La segunda, que el tiempo, las inclemencias sociales y otros factores, dejó debilitada de público, me resta decir que los que tuvimos la suerte de asistir, no cejaremos en mucho tiempo de repetirnos que estuvimos ante la mejor hora y media invertida en muchos años.

El interés de los Comisionados de la Lanzada fue siempre ese, el ánimo por sembrar la semilla de lo cultural en cuantos quisieran ser partícipes de este Aniversario. El mismo que a finales de septiembre nació, como un parto inesperado, y que morirá con grato recuerdo finalizando octubre, cuando un Retablo Cerámico recuerde por y para siempre que grande y santo es el vecino que llaman Lanzada. Entre tanto, este sábado será la cuarta ocasión que un mismo año sale tan portentoso crucificado. Otro hito histórico más pues no se ha dado la ocasión jamás, de contar cuatro veces en la calle con la misma Sagrada Imagen en un mismo año. Cinco, me atrevería a decir, si contabilizamos el sobrio traslado del Señor, camino de Escolapios para desde allí iniciar el Vía Crucis Oficial.

Este sábado, con todo un trabajo hecho, con un proyecto de caridad acariciado y cumplido, con una carga informativa que los ha llevado, semana sí y otra también a los espacios noticieros de los Medios de Comunicación, con incrementos patrimoniales, encuentros de confraternización, conciertos, exposiciones, estrenos de marchas, presidir un Vía Crucis, organizar conferencias y mesas redondas e incentivar el programa de Cultos habitual, la hermandad casi cierra así un año largo en actos, convocatorias, trabajo y una ilusión derrochada y que de seguro, los ha extenuado aunque, echada la vista atrás, merezca la pena.

Este sábado de nuevo la acusante verticalidad de una obra de arte contemporánea que con los años gozará de una consideración apabullante, será dueño absoluto de unas calles suyas, porque no le hará falta más que transitar por el barrio donde viven los suyos y se dan cita los suyos (aunque en otras hermandades, gesto que aún más honra la Salida y a la Lanzada) para servir de apoyo y de ayuda a los suyos, que lo buscan en la pared fría y fea de su Iglesia, cada día.

Este sábado, casi, casi, terminado el Aniversario, muchos se felicitarán por el trabajo hecho, con independencia que hayan dirimido los asuntos en el seno de la Comisión Extraordinaria o no, que hayan participado del trabajo y la foto de después o no, porque en las sombras de todo buen proyecto, laten manos indispensables. Y esa felicitación será de ley, porque a mi juicio, junto con aquel mítico Aniversario del Señor de las Tres Caídas, hemos sido testigos de los mejores, más meditados, más laboriosos y más acertados de cuantos Granada celebró hasta hoy.

Este sábado, Cristo en la calle, la Hermandad se debe obligar a mirar al pasado y a pensar en el futuro. Ha sido un año redondo pero es presente, y bien saben ustedes lo efímero del tiempo presente. Que este Aniversario les haga meditar; que sirva para pensar en quiénes de ustedes vivirán el cincuentenario; que sirva para soñar con muchos años como este, y con muchas ocasiones para trabajar, desinteresadamente, por más que eso signifique una carga pesada, que yo, les aseguro desde mi más neutral postura de cuenta cosas de lo que ve, ha merecido la pena.

Felicidades y que este sábado, obtengáis los mayores frutos con esta Salida Extraordinaria

2 comentarios:

Pitu dijo...

Hermano, muchas gracias.
Primero por fecundar esta idea de aniversario,que como mucha gente sabe, gran parte nació de ti.
Gracias por enseñarnos a organizar y celebrar este magnífico aniversario,por pregonarlo, por...
Sabes profundamente que me encantaria tenerte en la presidencia tal y como te mereces, pero entiendo tu postura, con la que vuelves a mostrar tu gran elegancia.
Un fuerte abrazo.
Espero verte por algún rinconcillo.

Anónimo dijo...

ya sabes lo que te dije hace unos diillas, tu lugar no esta en la sombra y no me escondo en decirlo.
gracias por fomentar nuestro XXV Aniversario!!
mil gracias hermano te esperemos pronto en un sitio que ya sabemos.
bss de maca