Visitas

lunes, 5 de octubre de 2009

Nuestra Señora de la Amargura de Motril (II)


A lo largo de ese 1996, la Hermandad de la Vera Cruz de Motril, que entonces sólo contaba con la Imagen del Dulce Nombre de Jesús, empezaba a ponerse en contacto con diversos talleres hispalenses para la realización del paso de su Titular, que dicho sea, tenía mucha mejor prestancia en el diseño original que el acabado que luego recibiera.

Sea como fuere, dos hermanos se prestaron a donar las imágenes del programa iconográfico de la peana de carrete, y en concreto, los cuatro ángeles tenantes, a manera de atlantes, de las esquinas de la misma. Para ello, se mantuvieron diversos contactos con el prestigioso José Antonio Navarro Arteagam que entonces mantenía su taller hacia la trianera Calle Betis, y se encontraba ejecutando el soberbio crucificado de Pasión y Muerte.

Era yo uno de los tres que estuvimos allí, y pudimos observar cómo hasta su taller había llegado una dolorosa, sólo el busto, al que el citado imaginero realizaría candelero, juego de manos, policromaría por completo y al fin, afectaría suscintamente al trabajo de gubia sobre el óvalo facial, al punto de modificar su estado original y casi que asistir a una obra completamente nueva. Sí, era la dolorosa (al menos en origen) que fuera ofrecida a las Hermandades del Cristo de San Agustín y del Despojado, y que aquel 8 de diciembre sería bendecida y expuesta en besamanos en el interior del Convento de los Ángeles de Clarisas Franciscanas del barrio del Realejo, con el fin de ser titular de una Hermandad "de negro", pues al popular barrio, que cuenta con 6 hermandades de penitencia, dos de gloria y una procesión sacramental, le faltaba, a juicio de los fundadores, una Hermandad de corte sobrio, que iba a ser esta, bajo la denominación popular de "Santa Cruz".


En el grupo de fundadores se habían dado cita un buen número de conocidos cofrades de Granada, entre ellos dos vestidores hoy en activo y de qué manera. Contaban con un extraordinario respaldo económico, que sufragaba las muy buenas incorporaciones patrimoniales que durante dos años nos mostraron. Todo el diseño de la Pro-Hermandad, corría a cargo del hoy bordador, entonces sólo diseñador, Pedro Palenciano Olivares, de Andújar.

La presentación de la dolorosa fue intachable, con un muy cuidado Altar de Cultos, y nada menos que decenas de candeleros, todos ellos de plata. Vestía manto con las vistas bordadas, al punto que en aquellos años, casi ninguna dolorosa granadina podía permitirse un manto de capilla bordado, a Dios gracias algo que ya está superado.

A todos nos sorprendió aquella contundencia de los pro-hermanos a la hora de hacer pública su labor. Pero desavenencias internas y que desde Palacio Arzobispal les instaran a que, de querer fundar una nueva hermandad, no lo hicieran en un barrio que cuenta con 8 ya, terminaron por finiquitar el proyecto, pasando los enseres y demás piezas patrimoniales al mecenas que las sufragara, la Virgen a manos de la familia propietaria, y el soberbio crucificado de Pablo de Rojas de S.XVI, donde siempre estuvo en el interior de la Capilla del Convento.

Al poco, en 1999, siendo hermano mayor de la Vera Cruz de Motril Francisco Guindos y su Teniente de Hermano Mayor Javier Sabio, la Hermandad, que se encontraba en un interesante momento tras la bendición del Crucificado del malagueño Raúl Trillo (primer viernes de cuaresma de 1998), recibe la propuesta de la familia heredera de la obra del finado Antonio Ruiz, de ceder una dolorosa que se haya en su poder, contactos que propició entre familia-hermandad, Jesús Ortiz Fuentes, amigo de la hermana de malogrado escultor.

La imagen fue vista por el Señor Hermano Mayor, el Mayordomo Primero y otros oficiales, no siendo del gusto del Cabildo. Lo primero que no terminaba de convencer, era su calidad artística. Luego, sabedores que estaban ante una Virgen profundamente alterada por José Antonio Navarro Arteaga, a esas alturas consagrado artífice, pero con la rémora de tratarse de una intervención, quedaba en procelosa situación su catalogación artística. Y por último, los hermanos de la Vera Cruz buscaban otra fisonomía distinta en su dolorosa, que iba a ser conocida como Valle. Ahora bien, lo que menos gustó al Mayordomo Primero, fueron las condiciones de cesión.

Y de nuevo vuelta a empezar... Que sepamos, una Dolorosa ofrecida por cuarta vez, que iba a ser Consolación, que iba a ser Dulce Nombre, que fue Humildad y que iba a ser Valle. Ya bendecida, ya expuesta a culto público...

4 comentarios:

Luigi dijo...

Mi querido amigo David, he leido con atención las dos entradas referidas a la historia de la talla de la Virgen de la Amargura motrileña y deseo hacerte algunas matizaciones. He de expresar que mi fuente de informacion es exclusivamente la familia Ruiz Fernandez, propietaria por herencia de la referida Imagen. En relación a la Prohermandad del Barrio del Realejo, ciertamente la familia estuvo en total disposicion para la cesión de la Imagen, puesto que fue su residencia durante la niñez y juventud del imaginero y sus hermanos. Pero como bien dices, la Curia Diocesana tuvo el parecer de que en ese barrio granadino habia ya demasiadas hermandades radicadas, por lo que propuso a los miembros de la prohermandad de la Santa Cruz y Virgen de la Humildad ( que fue esa la advocación que se le quiso dar a la Virgen)el cambio de ubicación de la aun no nata Hermandad. Por lo que yo sé, la principal valedora de esa fundación, superiora del convento que tu citas en el articulo, se negó en rotundo a cambiar la sede canonica propuesta y tal vez ordenada por la Curia, y ese fue el motivo de que la prohermandad quedara en nada. Respecto a las "negociaciones" con la Archicofradia de la Vera Cruz de Motril, lo que puedo decir es que jamás se llego a firmar ningun documento de cesión de la Imagen, luego no cabe en puridad hablar de compromiso alguno entre la familia Ruiz y la Hermandad de la Expiracion motrileña. Pasando la siguente página, tuve el honor de ser intermediario entre la familia Ruiz y la Hermandad de Pasión, por mi amistad de un lado, con la familia y por otra mi condicion de hermano fundador de Pasion. Me consta , por haberlo vivido en primera persona, que la familia Ruiz deseaba ( y desea ) que a la única Imagen realizada por su difunto hermano Antonio ( alumno predilecto de Lopez Azaustre, de otra parte)digo que era su deseo que a la Imagen se le rindiera culto público en una Hermandad humilde y digna, como lo es la Hermandad de Pasión. De modo que el entendimiento y cariño entre ambas partes fue mutuo e inmediato. Asi las cosas, se procedió a formalizar un documento de cesión a favor de la Hermandad suscrito por ambas partes con la presencia y visto bueno del entonces párroco de Puntalón D. Ignacio Pelaez Pizarro. Ese documento contenia y contiene unas estipulaciones acerca del alcance de la cesión, y que en resumen no es otro que la Imagen se cedia indefinidamente a la Hermandad en tanto fuera procesionada y la Hermandad prestase la atención debida a su cuidado y culto publico. Respecto de ser procesionada , de todos es sabido y lamentado, que el pasado Jueves Santo la Hermandad no salió en procesión. En relación a la segunda condicion resolutoria de la cesión he de manifestar muy claramente que fue la propia Hermandad, a traves de su Hermana Mayor, quien hace escasas fechas devolvió a la familia propietaria la Imagen, aduciendo que en el estado real que presenta la Hermandad de Pasión no podian hacerse responsables de su cuidado y por tanto la devolvian a sus legitimos propietarios. Hasta ahi el relato de los hechos. A partir de esto, te hago participe de la posicion de la familia Ruiz, a mi manifestada. Sería su mayor satisfacción que la Sagrada Imagen de la Amargura volviese al culto público en la Hermandad de Puntalón, pero eso si, cuando la Autoridad Eclesiastica les pueda garantizar que dicha Imagen pueda ser venerada en unas condiciones minimas tanto en su cuidado material como en un ambiente fraterno que debe ser esencial para cualquier asociación católica.
Con el deseo de haber aportado alguna luz a este asunto te mando un abrazo.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Luigi, hermano... Lo que me precisas está en sintonía con lo que yo comento.

*Efectivamente la Pro-Hermandad de la Santa Cruz no quiso tener otra sede que no fuera el Convento de los Ángeles, y la valedora no era superiora de ningún convento, sino la muy cofrade monja (para nada de clausura) dominica del Convento de dicha orden en las Vistillas (para nada el de Los Ángeles de la Orden Franciscana) Sor Griselda.

*Acerca de que no se firmara ningún documento de acuerdo entre Vera Cruz y la familia propietaria de la Virgen, así fue. Pero que la familia ofreció la Virgen a la Hermandad, y que el intermediario que puso a una y otra parte en contacto fue Jesús Ortiz, también.

*Sobre que la Sagrada Imagen (y tan Sagrada, doblemente bendecida), por muy mal que esté su Hermandad no pueda ser "venerada en unas condiciones mínimas", discrepo... Si no es en una Iglesia, ¿dónde pueden darse las condiciones para venerarla? ¿Es más proclive al desarrollo de los fines evangélicos y catequéticos de una Obra Religiosa una casa particular?

Creo que tanto a ti como a mí, lo que nos mueve no es más que el deseo de enterrar un capítulo verdaderamente triste en el colectivo católico/cofrade de Motril. Y para ello, nada mejor que recordar la historia con la mayor de las precisiones.

P.D. Acerca de esto, llevas razón, no sé por qué confundí Humildad con Desconsuelo. Lapsus mentis.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Hola soy Pedro Palenciano, como bien dices esta pro hermandad me encargo muchos diseños que si no recuerdo mal te paso a detallar.
Lo primero fue el escudo corporativo después le hice una orla de cultos muy espectacular luego un diseño de bacala, el diseño del paso del Cristo y un diseño de palio tremendamente chulo que consistía en una bambalina rígida de madera dorada y orfebreria, también les hice un diseño de cruz de guía que seria portada en andas muy peculiar.... y me parece que ya esta de todos estos diseños solo se empezó , me parece, la bacala en Charo Bernardino qu fue la que le bordo una saya pero nada mas, un abrazo David

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Pedro, amigo, qué alegría saludarte aunque sea a través de estos cacharros...

Con independencia de que tenemos que vernos y compartir tertulia como ya hiciéramos, de desearte todo lo mejor que mereces, he de pedirte que si pudiera al menos ver alguno de esos proyectos, te quedaría agradecido como no sabes bien. Ya haré por llamarte y que concretemos. Recuerda, que me debes visita en Granada, je,je.

Un abrazo.