Visitas

jueves, 29 de octubre de 2009

Camilo José Cela

Donación de órganos, visto por el Premio Nobel gallego...

Donaré mi corazón,
para algún pecho cansado,
que quiera ser restaurado
y entrar de nuevo en acción.
La pinga la donaré
y que se la den a un caído,
y levante, poseído,
del vigor que disfruté.
Sé de quien en ocasiones,
habla mucha bobería;
mama lo que no debía,
y prefiero que se pierda
antes que algún comemierda,
mame con la boca mía".
"El culo no lo donaré.
Muchos años lo cuidé,
lavándomelo a menudo,
para que un cirujano chulo,
en dicha transplantación,
se lo ponga a un maricón
y, muerto, me den por culo".

No hay comentarios: