Visitas

martes, 25 de agosto de 2009

Al respecto de la anterior entrada (Colaboración de Carlos Medina)

Querido y desconocido Jesús de Graná

Te resumo yo lo que pretende esta plataforma: coger Andalucía y cual chorizo de cantimpalo partirlo por la mitad haciendo un corte en diagonal y ya tienes lo que quieren, que no es otra cosa que dividir Andalucía en dos y para colmo quedarse con la parte más pobre.

El video desde luego tiene tela de la marinera y también tela de las Alpujarras. Es decir, que si Andalucía con lo grande que es, resulta que pinta menos que Jesulín en un sillón de la R.A.E. ahora vamos y la dividimos en dos. Desde luego no tiene desperdicio, que sí demagogia para dar y regalar desde principio a fin y puestos a partir y desmenuzar vamos a hacer lo propio con este video.

Desde el punto de vista geográfico: está claro que Andalucía no es lo que debería de ser, aunque me da a mí que Madrid tampoco y Castilla La Nueva y Castilla La Vieja menos todavía; (ahora es Castilla León y no sé qué más, es que con tanto cambio de nombre, acabo perdiéndome) por no ser no lo son ni Vascongadas ni Cataluña que haciendo gala de unos grados de inteligencia superior a los que tienen los miembros y “miembras” de la Plataforma por Andalucía Oriental lejos de querer dividirse lo que pretenden es anexarse, los primeros, a Navarra y al País Vasco francés y los segundos a la Comunidad Valenciana, las Islas Baleares, a la franja del poniente de Aragón, al Rosellón Francés, Andorra y la ciudad sarda de Alguer en Italia. Efectivamente los límites políticos de Andalucía son artificiales como lo son todos los límites políticos de cualquier país, de cualquier región, de cualquier provincia, municipio, barrio y hasta calle si me apuras.

Desde el punto de vista histórico: al-Ándalus nunca se pareció a la actual Andalucía. Esta teoría siempre me fascinó por lo de curioso que tiene. ¿Se han dado cuenta que cualquier movimiento independentista o nacionalista o de cualesquiera que sea la ideología política, al hacer referencia a las reivindicaciones territoriales siempre se acogen al momento histórico que más le trae cuenta? al-Ándalus en el año 750 llegaba hasta Galicia, ¡Coño, Galicia debería ser parte de Andalucía, y de Galicia para abajo también! Claro que si nos remontamos a los años de Bu Abdil-lah me da a mí que Andalucía se iba a quedar en menos de lo que nos daría por una peseta de Jamón de Jabugo.

Desde el punto de vista lingüístico: aquí los catalanes, una vez más, lo harían mejor que nosotros, seguro. Que los murcianos hablan como los almerienses y los extremeños como los sevillanos, pues está muy claro para un catalán, Extremadura y Murcia deberían ser parte de Andalucía pero para cuatro tipos que se levantan una mañana y deciden intentar partir Andalucía por la mitad, lo ponen como excusa para decir que Andalucía no debería de existir y que tendríamos que hacerla añicos.

Desde el punto de vista cultural: aquí sí tengo yo una seria preocupación con lo del flamenco y el festival de las Minas en Murcia. Me da a mí que, si seguimos las grandilocuentes teorías de esta plataforma ya mismo estaremos en guerra. Bueno, los andaluces no, los murcianos contra los japoneses a ver quién se queda con la patria potestad del flamenco. ¿Y Sevilla? Con su bienal de flamenco conocida en todo el mundo ¿de qué parte estará? ¿De los nipones o de los murcianos? No sé, no sé, se me antojan tiempos de guerra para quedarse con el flamenquito. ¿Y las sevillanas? ¡Ah! Es que como estas están en una región distinta a la de Andalucía Oriental, pues ya no nos acordamos, o no sabemos, que sevillanas se bailan hasta en los bares abertzales de Vascongadas, eso sí es cierto, en Andalucía cada vez se bailan menos.

Y lo que me quedaba por leer es eso de:”No hay elementos de una cultura musical andaluza que la diferencia del resto de España”. El tío va, lo escribe y se queda tan contento. Al que ha escrito esto lo voy a poner en el mismo sillón de la R.A.E. que a Jesulín. ¿Os imagináis? Feria del Corpus en Granada, o la de Sevilla, o las patronales de Almería, o de las Cruces en Córdoba, en una caseta, todos vestidos con trajes típicos andaluces, en un tablao, a punto de bailar y de repente…… suena una sardana y va el listo de turno de la Plataforma por Andalucía Oriental y por los altavoces “a grito pelao”, al ver el asombro del personal suelta aquello de “IGNORANTES, Y QUE MAS OS DA SI SUENA IGUAL QUE UNAS SEVILLANAS Y QUE UNOS FANDANGOS Y QUE UNAS BULERIAS Y QUE UNAS SEGUIDILLAAAAASSSS” (¡¡Y que no exista la cadena perpetua!!)

Y por último: “ANDALUCIA ES UNA MENTIRA HISTORICA”.

No me jodería tanto si lo dijese otra persona, pero que lo diga un andaluz me revuelve las tripas. Pero no se equivoquen señores, que no es por ningún sentimiento nacionalista independentista del tipo catalán o vasco, es por el sentido común que se ha de imponer ante el abuso que cometen otras comunidades autónomas a cuenta del Estatut y su puñetera madre y padre. Si no miramos por nosotros, quien puñetas lo va a hacer. Si ya éramos el culo del mundo desde las capitulaciones del niñato de Boabdil y hasta ahora lo seguimos siendo, ¿no va siendo hora de pensar que somos algo más que flamenco, al-Ándalus, acentos, dos andalucias y tonterías de ese tipo? No va siendo hora de pensar que somos una comunidad autónoma y dejémonos de gilipolleces de reivindicaciones históricas, que a fin de cuentas nadie sabe que reivindicar, ni cuando, ni donde, y dedicarnos a trabajar por lo que es nuestro, de todos los andaluces, por lo que otros si han conseguido por saber estar unidos frente a un gobierno central que lo único que haces es favorecer al que le puede hacer temblar en el poder. Los andaluces y el puto servilismo andaluz, el gorroneo al que estamos acostumbrados y a la vidorra fácil pagada por una Junta que lo único que fomenta es aquello de “llámame tonto y dame pan” mientras el catalán, el valenciano, el madrileño, el navarro dicen aquello de “ni se te ocurra llamarme tonto y dame lo que te pido o te va a votar tu puñetera madre”

Andalucía es la que es, pero nosotros no deberíamos ser lo que somos, aunque si somos lo que somos es porque nos lo tenemos merecido y ya va siendo hora de cambiarlo. Y ESTO SI ES UNA REALIDAD HISTORICA QUE HACE FALTA IR ACABANDO CON ELLA.

11 comentarios:

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Estimado Carlos:

Comparto en parte tu opinión al respecto, pero he de decirte que hay una razón de peso, y bastante interesante en el capítulo de la historia para defender la independencia autonómica de la zona oriental de Andalucía:

Puedo enviarte por correo un sinfín de documentos, mapas y atlas geográficos, de cartas, archivos jurídicos y otros que demuestran que en España, la que nace en 1492, desde esa fecha y hasta 1833, se consideraba "reino de Granada" la zona oriental, y Andalucía a la suma de las provincias de Córdoba, Huelva, Cádiz y Sevilla.

A partir de ahí, matizamos tu texto, el de la plataforma por la creación de Andalucía Oriental, y seguimos el debate.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Estimado Carlos Medina, siento no compartir la mayoría de sus opiniones, expresadas, por cierto, con un claridad admirable. Desde que gracias a este blog tuve noticia de la existencia de una plataforma que reivindica la independencia de Andalucía Oriental, he investigado sobre la misma mediante diversos medios y creame se trata de una reivindicación totalmente legítima, justificada y sobre todo basada en unos sólidos criterios históricos.
Personalmente nunca me ha parecido adecuada ni necesaria la separación en "Reinos de Taifas" que actualmente padece nuestro país. En los años setenta se tomó una errónea determinación al incluir en nuestra Constitución estas injustas separaciones territoriales. Intuyo que las tensiones vascas y catalanas fueron determinantes y decisivas. A modo de metáfora podríamos decir lo siguiente: los vascos y catalanes quisieron café y hubo café para todos.
En el caso de la Comunidad Autónoma Andaluza siempre me ha parecido una realidad demasiado artificial por muchas razones que ahora no vienen a cuento, quizás la principal sea la total ausencia de rigor histórico de las afirmaciones del que actualmente algunos consieran "padre del andalucismo": Blas Infante. Debido a mi formación académica he conocido bastante acerca de esta figura y creame resulta delirante a todas luces. Personajes como éste demuestran que el fenómeno "friki", tan propio de nuestro siglo XXI,es mucho más antiguo de lo que se cree...y es que claro por muy sensible que sea uno nunca se debe perder ese hilo primordial que nos une a la realidad y que nos hae mantener ciero nivel de dignidad.
Por otro lado considero que estas separaciones atentan seriamente contra un principio fundamental de nuestra Constitución que es la suposición de igualdad de todas los españoles; Planteo lo siguiente: por qué razón los cántabros, los riojanos, los murcianos, los navarros y los asturianos tienen derecho a hacer coincidir las fronteras de sus respectivas provincias con las fronteras de sus respectivas Comunidades Autónomas y sin embargo cuando algún granadino, por citar un ejemplo, se le ocurre reivindicar esta misma posibilidad para su provincia es automáticamente tachado de localista y por supuesto de fascista (palabra comodín muy empleada por los socialistas cuando se quedan sin recursos). Las Comunidades Autónomas no solo disgregan al pueblo español, sino que dan lugar a profundas desigualdes.
En fín, Señor, no me quiero extender más... perdonemé si he herido su sensibilidad, la mia lleva herida desde que tengo uso de razón por un motivo muy sencillo: No me lo creo... Por eso cuando me preguntan yo orgulloso respondo que ESPAÑOL Y GRANAINO... casí ná. Buenas Noches.
Jesús de Graná

J. Carlos Medina dijo...

Tranquilo Sr. Jesús de Grana de ningún modo ha herido usted mi sensibilidad y no solo no la ha herido sino que ha despertado en mí el interés por lo que aquí debatimos. Bien sabe nuestro amigo David que me encanta debatir y gracias a usted puedo una vez más hacerme eco de distintas opiniones políticas o de cualquier otra índole que realmente merezcan la pena, como es el caso. En cuanto a esta plataforma, la cual yo tampoco conocía, y nada mas leer su opinión y el video me entretuve en visitar para poder hablar con conocimiento de causa.
Aunque suelo empezar con mucho ímpetu cuando entro al trapo de cualquier debate, luego se impone la calma y un razonamiento más sosegado. No le falta razón a la Plataforma en ciertas cuestiones pero creo que es mantener una lucha quijotesca contra molinos el intentar dividir Andalucía. Yo emplearía esas fuerzas en reivindicaciones de otra índole. En lo que si estoy muy de acuerdo es en el tema de inversiones sobre este lado de Andalucía así como del centralismo Sevillano pero creo que eso no se soluciona dividiendo sino empujando a los políticos de las provincias perjudicadas, pero creo que se malvenden al poder de la Junta y del gobierno central y nosotros, los ciudadanos, tenemos que hacerle ver que están para servir a los que le votan y ni tan siquiera al partido en el que militan. Sigo diciendo que si nuestra actitud fuese más del tipo catalán o vasco otro gallo nos cantaría.

Sr. Jesús, un placer.

Anónimo dijo...

yo solo puedo decirle a este homrbre tres cosas,el mismo derecho tenomos los andaluces orientales a a pedir nuestra autonomia como los andalucistas pedir la independencia,o es que ellos tienen mas derechos que nosotros?.Otra cosa es que en los bares abertzales de Vascongadas como tu dices,las herrikos tabernas,se bailan sevillanas,tu no has estado alli verdad?si no no dirias semekante gilipollez.Y por ultimo comentarte que el inventor de las sardanas era de jaen,mas concretamente de alcala la real,jose ventura,si no nos hubieran metido por los ojos flamenco y sevillanas como si esa fuese nuestra unica cultura a lo mejor si sonara en una caseta una sardana no deberia de molestarnos,ya que si es inventada por un andaluz forma parte de nuestro folclore
Sin mas,un saludo

Anónimo dijo...

Señor Carlos estoy plenamente de acuerdo con usted en que debatir ordenadamente, con educación y respeto es siempre un placer y más con personas como usted que tienen la capacidad de expresar sus ideas con claridad y buena redacción.
Creo que la existencia de esta plataforma sobre la que debatimos puede reportar interesantes beneficios para las provincias orientales ya que al igual que vascos y catalanes con sus ímpetus separatistas han logrado jugosos beneficios del Gobierno Central, nuestras provincias (Granada, Jaén y Almería) pueden experimentar unas atenciones parecidas (a menor escala, por supuesto) por parte de los políticos sevillanos. Imagino que si desde el Parlamento Andaluz perciben ciertos movimientos secesionistas en la zona oriental, los políticos andaluces procurarán "mimar" algo más a este sector para evitar que dicho movimiento se acreciente; o por lo menos evitaremos que se sigan cometiendo los agravios que habitualmente se dan en detrimento de las provincias orientales y en beneficio, por supuesto, de Sevilla.
Por otro lado me gustaría comentar que la sardana no fue inventada como tal por José Ventura. La sardana es un baile antíquisimo del tipo de los bailes de rueda, tan propio en la cuenca norte del Mediterráneo, cuyo origen se pierde en la memoría y siendo muy dificil de precisar una fecha e incluso un siglo. Parece ser que en el siglo XVI ya se daban este tipo de bailes en Cataluña y algunas zonas de Rosellón. Como es habitual cada baile lleva asocido un tipo de música, siendo precisamente en este campo donde debemos mencionar a José Ventura, que "formalizó" la música para la sardana componiendo gran cantidad de obras para este baile popular basandose en una tradición secular preexistente. Podemos decir que la mayoría de las sardanas que actualmente son más conocidas son composiciones creadas por José Ventura, como ejemplo se podría citar "La Sagrada Espina" y cito ésta y no otra porque el motivo principal de esta sardana fue empleado para la composición de una marcha procesional para agrupación musical, que por cierto, hace algunos años era interpretada con mucha frecuencia detrás del paso de la Cañilla por la agrupación musical Dulce Nombre de Jesús.
Menuda rollo os acabo de soltar... lo siento.
Jesús de Graná

Anónimo dijo...

Sobre todo, la plataforma deberá velar por la pureza de nuestro singular idioma: palabras como "mijilla", "mititilla", "pollillasenvinagres", "saquito", "cuchi" o "farfollas", deben ser objeto de la máxima protección...
Manolo D.

J. Carlos Medina dijo...

Estimado Jesús yo creo que todo esto al final se reduce y se resume en una vil cuestión y no es otra que la del dinero y me explico:
Como agraviados que nos consideramos por el centralismo sevillano y la falta de inversiones, consideramos que, somos tan infravalorados que con la secesión podríamos bastarnos nosotros mismos y gestionar nuestros recursos mucho mejor.

Pero vamos al caso contrario. Supongamos que somos, la Andalucía Oriental, los que nadamos en la abundancia y los que generamos la suficiente riqueza para nosotros primero y para dar limosna a los demás, pues creo que igualmente existiría una Plataforma por Andalucía Oriental reclamando con más fuerza si cabe la secesión con el mismo argumentario que vascos y catalanes. Solo cuando existe una homogeneidad en el estatus es cuando nos sentimos iguales a los demás porque con dinero nos sentimos superiores y sin él nos sentimos inferiores y en cualquier caso no querríamos estar juntos.

Apuesto 100 camellos a que si los andaluces fuesemos los ricos, el resto se daría tortas por hablar como nosotros.¿Se ha fijado usted que un andaluz se va de vacaciones a Madrid y vuelve muy finolis y un madrileño que lleva 20 años trabajando en Andalucía no pierde su acento?
PD: ¿Madrileño 20 años trabajando en Andalucía? Recuerdeme que ponga otro ejemplo que este no es muy creible.

Anónimo dijo...

Pues yo soy GRANADINO, SURORIENTAL Y ESPAÑOL!!

Yo, como granadino, jamás me he sentido representado con Andalucía. Nunca me he considerado andaluz, y hay mucha gente que piensa como yo; y en Almería hay más todavía.

Ojalá esto prospere, y nos emancipemos del yugo sevillano!! Nos quieren hacer como ellos, pero jamás lo conseguirán!! AUTONOMÍA PARA EL SURESTE!!

J. Carlos Medina dijo...

Pues yo que queréis que os diga, que salirme de Guatemala para irme a Guatepeor no me parece lo más práctico. Es decir, huimos del centralismo sevillano, renegamos de esta, nuestra Andalucía, y pretendemos que como se le quiera llamar a este cachito de Andalucía que queremos segregar le hagan caso en Madrid, País Vasco, Cataluña, Comunidad Valenciana y lo que quede de la antigua Andalucía. Pues que queréis que os diga que si no somos nadie para Sevilla, y recordad que tampoco para el gobierno de la nación, no pretendáis que si se consigue lo pretendido, que no es otra cosa que ser menos de lo ya somos, repito, no pretendáis que nos hagan mucho mas caso que el que nos hacen y recordad que el doble de cero sigue siendo cero así que si ahora no somos nada, seremos menos cuando seamos menos todavía.

Anónimo dijo...

Pues yo me siento almeriense, granadino y español como un alicantino se siente alicantino, valenciano y español.

Parece que queráis quemar los libros de Historia de España. Sobre todo esas páginas que dicen que antes, vuestro "Sevilla oriental" se llamaba Reino de Granada y no tenía nada que ver con Andalucía. ¿Y ahora? ¡Somos andaluces! Pero por la fuerza.
Esto es como si te digo que ahora eres portugués porque sí, y si no te gusta, te jodes, y bailas el baile nacional portugués.

VIVA ANDALUCÍA ORIENTAL.
VIVA EL REINO DE GRANADA.
VIVA ALMERÍA, POR SUPUESTO.
Y FINALMENTE, VIVA ESPAÑA.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Amigo almeriense, y tanto que lleva razón... Una cosa es que sí, o sí, seamos todos andaluces (y yo tengo el andalucismo, donde las luces las tuvo Blas Infante) pero muy distinto es que pongamos en entredicho la historia, como bien apunta usted.

Porque si desde la plena conquista cristiana, que sirve para que nazca el primer estado moderno de mundo, España (esto es, 1492) hasta 1833, van, si no me fallan los cálculos 341 años... Y desde 1833 hasta 2009, van, 176 años... Somos por tradición, por historia y por empleo y uso, del Reino de Granada, hoy mejor decir, de Andalucía Oriental, y no de Andalucía entendida como una misma realidad para todas las partes de su geografía.

De todos los vivas que arenga usted, amigo almeriense, permítame que me una con más fuerza en el último...

VIVA ESPAÑA