Visitas

martes, 2 de junio de 2009

Himno de la Roja



No termino de entender la enormísima falta que hacía tener un himnno propio de la Selección Nacional de Fútbol; empezando por el apelativo tan curioso: la Roja.

Verán, camuflar nombres, sonidos oficiales y demás, a veces me da la sensación que obedece a un intento absoluto por contentar a todos los que pisan el suelo español, a un giro léxico y de infraestructuras para dotar al equipo nacional de un hálito de permisividad en todas las regiones de España, más que un complicado parto de los intelectuales del marketing.

No lo entiendo. Hemos crecido, viendo jugar a España, no a la Roja.

Hemos silbado los acordes de nuestro himno, como la identificación de siglos de un pueblo, que a lo largo de la historia de sus reyes, de la Primera República, de las dictaduras y de la democracia, ha sido el álbum musical de este pueblo peninsular.

Hemos sufrido décadas de derrotas, de ignominias, de cabreos. Los granadinos sabemos bien que la tarde más aciaga de nuestra historia, compite entre el momento en que Felipe II decide construir El Escorial, y el día en que el Murcia apeó de la 2ª División al Granada Club de Fútbol, al tiempo que Raúl fallaba un penalty decisivo.

Nos hemos dejado conquistar por una resaca de un año casi, donde alcanzábamos por vez primera, algo de honor en el conjunto de las Seecciones de Fútbol del Mundo. Mientras que los periodistas deportivos se empeñan en recordarnos que España tiene la mejor liga del mundo, y veíamos, impasivos, como nuestro puesto de honor no era otro que haber marcado doce goles a Malta, poderosísimo escuadrón deportivo de temidos e implacables resultados.

Y ando ahora con la mosca detrás de la oreja. El complejo de español que consiguió, en junio de 2008, casi aplastar nuestra selección, por arte de magia aparece de nuevo, en giros léxicos, eufemismos de tres al cuarto y "decir sin decir lo que uno quiere decir". Pareciera esto "Sopa de Gansos" de los hermanos Marx.

La Selección, no se conoce como en mis tiempos de recreo en el "Patio de los Chinos" de Agustinos de los ochenta... Ha pasado de ser "-¡Oye!, ¿viste ayer a España por la tele?" A ser la roja. Y del silbar entre dientes los acordes granaderos de la Marcha Real, a la pantuflada de José Manuel Soto, que parece que en cualquier momento va a salir el gordito de Siempre Así, de corto, con generoso sombrero de ala ancha calado hasta la sien, contoneándose cuall sketch de Florentino Fernández. 

Vamos, que parece esto la despedida de la Infanta en vez de un himno con clase. No es que quiera uno despertar críticas ni amiguismos, pero dónde va a parar. ¿Cómo va a ser lo mismo escuchar a Plácido Domingo cantar el "Hala Madrid"? ¿Cómo tiene un ápice de comparación oir la voz de Sabina diciendo: "¡Qué viva mi Atleti!"?

Los himnos, letras y composiciones de los equipos tienen su sentido, porque dentro del mismo país, los gijonenses se la juegan con los onubenses. En España, en vez de que suene el bombo de Manolo y el "Chin-da, chin-da, tachín-da, chin-da, chin-da..." de miles de criaturas sin complejos por tener la cara rojigualda, o la bufanda rojigualda, o la bandera rojigualda... Ponemos el folclorismo más absurdo y propio de caseta de Ferial para que seguro, no se ofendan por lares poco patrios... 

Si es que al final, quien manda en Cataluña, es un andaluz catalanizado. Y ya se sabe, que los convertidos son los más radicales; son los peores. No me cabe duda: en vez del "Himno de la Roja", es el "Homenaje al Charnego".

No me gusta Losantos, pero por una vez, lo voy a emplear: ¡¡¡¡MARICOMPLEJINES!!!!

3 comentarios:

JUANJO E. dijo...

Pero aun no te has dao cuenta que aqui lo que prima es la puta "pela" y todo el mundo va a la que va...que te habla excatedra de futbol un tio que no sabe quien es Luis Suarez...que la medalla en el arte, si, digo arte del toreo, se la da un tio que lo mas que conoce de los toros es la cancion del Fari del "torito" a otro que se dedica a presentar novias en TV y relojes en su muñeca en vez de a parar, mandar y templar a un toro...que llamamos musico a cualquiera y hasta que toca el piano con la "churrina" como los otros dias vi enun espacio televisivo...que no vemos en dichos espacios, ni una obra de buen teatro ni por cohones y si que Adeladia Maria se enamora del hijo de Carlos Javier el de la Hacienda de Coñolargo...y asi, asi, asi...¿No te has dado cuenta, hermano?...Puto, paisssssss. Un abrazo.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Los "avagelios", hermano. Mucho criticar la dictadura, que si sólo daba pan y circo y demás silogismos y frasecitas hechas, y resulta que estamos a la cantidad de años después, en las mismas.

Pan de engaño con 400 euros que te da y te quita ZP. Pan de mentiras con más de cuatro millones de parados. Pan de un gobierno que su máxima preocupación estriba en saber si un niño lo es cuando sale del túnel materno o por el contrario, si la ciencia dice la verdad y ya hay componente humano desde mucho antes.

Y circo; el circo de las televisiones que le rondan las aguas al poder porque si no, pasa como con la COPE, que se acaban las licencias. Circo de telenovelas, series iracundas y falsas como Águila Roja, enfrentamientos de clases como "La Señora", argumentos partidistas como "Cuéntame" y mucha prensa rosa y fútbol, que mientras yo lo único que propongo para Europa, es si me monto a escondidas o por derecho en un avión militar; o si te has montado tú antes y como en el patio del colegio: me rebota y a ti te explota.

Mientras, nos venden una autovía que no llega aún (después de 20 años) a Motril, siguen permitiendo que la única zona costera europea que queda sin autovías esté aquí o nos metemos con la Iglesia.

No, me parece a mí que no. Hace años un granadino de pro me decía: no hay ciudad como esta. Está en el mejor enclave, con la mejor agua, rica vega, aire puro y cargada de obras de arte. El problema: nosotros los granadinos. Pues lo mismo te digo; el país nuestro es una maravilla, lo malo son sus políticos y la pilísima de borregos, incultos, reaccionarios, trasnochados, fregantinos y subnormales que los mantienen.

Y esto, también, son "los avangelios".

JUANJO E. dijo...

Amen,Jesús...y vamos a otra pero antes te cuento la ultima...Entre las altas para la campaña de verano que se han dao en España; los apuntaos en cursillos que no cuentan como paraos y un dia si y otro no, sin contabilizar de los ultimos dias del mes en las oficinas del estado que a ello se dedican...tienes el resultao unos dias antes de la celebracion de las europeas. Ya llegará julio y sobre todo a partir de octubre...ya llegara y ya me contarás aunque te lo recordaré.A mi, "canos", ni uno y visto lo visto me da igual que gane el Alcoyano, el triplete.Anda y que les den a "toos" con una "manojierro".