Visitas

jueves, 25 de junio de 2009

Discursos parecidos 70 años después

“Un judío, independientemente de su edad, claro que es un ser vivo; ahora bien no puede afirmarse que sea un ser humano, no hay base científica para ello”. Adolph Hitler; Reich Alemán. Año 1939
“Un feto de 13 semanas es un ser vivo, pero no puede ser un ser humano porque eso no tiene ninguna base científica”. Bibiana Aido. Ministra de Igualdad del Gobierno de España. Año 2009

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Más claro, el agua.
Cuando se relativizan los temas... pasa lo que pasa (y se dicen las aberraciones que se dicen, aunque ya sabemos, de títulos y méritos académicos, cortita con sifón).

Lo que tiene la historia... que deja huellas...

Santi.

Anónimo dijo...

"Surgiendo de la nada, hemos alcanzado las cotas más altas de la miseria". GROUCHO MARX.

Desde luego, la frase del otro Marx tiene plena vigencia y actualidad, desgraciadamente...

En cuanto a Bibiana, indudablemente, como está mejor es así, en retrato, callaíca...

Manolo

Metalik dijo...

Amen hermano ¡¡¡¡

con tu permiso lo publico en mi blog.

Anónimo dijo...

No me interesa la afiliación política de esta señora, lo que sí debería debatirse con objetividad son sus palabras y éstas, desde luego, no carecen de razón, por muy dificil que resulte.

Un embrión de unos milímetros o centímetros o incluso de mayor tamaño es un ser humano en potencia, pero no uno como tal. Su nivel de conciencia podría ser comparado al de un mosquito, seguramente menos. Por lo que, si están en contra del aborto, sean consecuentes, no hagan daño ni a una mosca, ni a una ormiga, ni a ningun animal con nivel de conciencia tan bajo que resulte inapreciable. Pues para vuestra información los animales y todo ser vivo no carece de conciencia, si bien, ésta se encuentra en niveles.
Otra cosa bien diferente es el uso que se le de a esta información para otros fines.
De igual manera si las opiniones vertidas por ustedes provienen de la fe entonces les dejo con la inquisicion y galileo.

El desconocimiento es mediocre y comentar sin él es vulgar e hiriente.
Las palabras de la ministra esten o no de acuerdo, sólo afecta a las personas con nivel cultural bajo y que sigue anclada en la soberbia de su propia ignorancia.