Visitas

martes, 17 de marzo de 2009

Primera Salida de Consolación hace un año








Hubieron de pasar casi 18 años para que los hermanos del Cristo de San Agustín vieran cumplido el sueño de procesionar a su Titular Mariana por las calles de Granada en su encomendada labor de evangelizar y expresar la catequesis de su fe mediante el envoltorio estético que no es consuetudinario a los cofrades. Si la espera fue de 18 años casi 8 tenía el diseño que el hermano y reconocido diseñador e imaginero fabricara. Un proyecto llamado a renovar el lenguaje estético de los palios granadinos, innovador en la ciudad y respetuoso con ciertos criterios históricos que le son propios a Granada. Adivino que el paso de palio de la Abadesa del Santo Ángel tendrá ecos profundos en la Semana Santa de Granada. Al igual que sucediera en su momento con el palio de la Virgen de la Encarnación, capaz de promover toda una oleada de bordados sobre malla, la corbata, la crestería de metal plateado, el empleo de carey-metal (o en su defecto madera oscura y metal), tendrán respuesta en proyectos que hayan de venir, como todo indica a tenor de lo que oímos por la Plaza de la Universidad, Fígares o nada menos que la Calle Santiago. 

Pero los hermanos del Cristo de San Agustín no sólo han sumado al patrimonio de la ciudad. No sólo han ampliado el léxico expresivo de las cofradías granadinas. Han superado el reto de un proyecto de tanta envergadura demostrando que la unión hace la fuerza. Juntos, colaborando al unísono, enseñan a la ciudad que más vale cohesión que donación y que interesa más un sentimiento cierto de Hermandad que un proyecto inconexo e individual. 

En el recuerdo de una salida que ya está escrita en la Historia de la Semana Santa de Granada por derecho propio, ahora que ha corrido un año de aquello, nuestra confianza en que milagros como este, no dejen de darse por y para Granada. 

2 comentarios:

Lía Vega Erao dijo...

aún no se si voy a salir este año...

Triste es, pero no se que hacer, en cuanto huela el incienso me derretiré y desearé salir... pero ahora, ufff, me deprimo.

Besos Nazaríes.

Alejandro dijo...

Magnífico reportaje....Unas imágenes espléndidas y un paso ciertamente espectacular. Enhorabuena por el blog.
Saludos.