Visitas

domingo, 22 de marzo de 2009

Primavera en Granada (de la Presentación del Cartel de la Asociación Sancti Spiritu)


Granada, que ya es la hora
y se cumplió ya la espera.

Granada, que son tus luces
melancolías que sueñan
con alargar sus dominios
y vencer la duermevela.

Granada, que los aromas
se expanden desde tu vega
y el espejo blanquecino
del “aljibe de tu Sierra”
te va poniendo en tus días
atardeceres de seda.

Granada, que por tus cauces,
si tus aguas serpentean,
las canciones cantarinas
traen a la memoria, frescas,
imágenes de un ayer
que se fue, pero se queda
en los ojos de los sueños
de los hijos de esta Tierra.

¡Granada, pronto, levanta,
desperézate y despierta!
al abrigo de una noche,
más tranquila, más serena;
a la luz de un mediodía
cuando brota en la Carrera
los primerísimos signos 
de esta estación, joven, nueva...

Luz, templanza, calidez,
aromas que parecieran
conservarse en alambiques
de verde naturaleza.

Por los bosques de la Alhambra
el mirto y la madreselva,
espliegos, flores de malva,
las acacias, las moreras,
malvaviscos, los narcisos,
lavandas y adormideras
brotan en un jardín místico
y estallan en una fiesta
que contagia a los jazmines
y explosiona por las pérgolas
de los cármenes vetustos
y las arábigas huertas,
anunciando por tu feudo
que la noria de la vida
nos trae la vida de vuelta.

¡Granada, que ya es la hora.
Granada, vamos, despierta!

Con quinarios, con pregones,
y con solos de cornetas.
Viste tus mejores galas
y acércate hasta la puerta 
del céntrico Santuario.

Acude junto a su vera.
Siente de nuevo que eres
penitente, nazarena,
una andaluza cristiana,
pasional y costalera...
.
..Que yo sí sé cómo ha sido.

¡Qué llegó la primavera!