Visitas

jueves, 5 de marzo de 2009

Del Pregón Oficial de Baza, año 2006


Qué mandamiento más simple
que Dios en vida dijera      
AMAOS LOS UNOS A  OTROS 
qué verdad más verdadera.

La medida de las cosas
si con amor se midiera
sin mirar si un hombre a otro
que en el amor no hay frontera
o si acaso los colores
de la piel del que la lleva
no fuera  causa de vallas
ni de clases, ni de etnias.

Qué fácil Cristo lo pones:
“que con vuestros actos vean
que sois discípulos míos”…
…y con ellos conocieran
la vida de tu palabra,
Sacratísimo Profeta.

No creo Padre esa forma
que al fin de nuestra existencia
un Averno de castigos
al injusto lo condenas
que estás ardiendo, DIOS MISMO,
de amores que ya antes fueran
la creación de este mundo
preñado de cosas buenas.

Que loco fue el que ideara
tu condición justiciera.
Si llevamos dos mil años,
una cristiandad entera
implorando tus mercedes
¡cuántas ya nos concedieras!
a pesar que tanto cuesta
comprender que una patera,
un ciclón, Madre Natura, 
qué sé yo, cuántas vilezas
azotan todo este mundo,
tambalean nuestras creencias
y al poco, sin teologías
que no somos exegetas
te oramos un Padre Nuestro
sabiendo que no nos dejas.

Pero es tan injusto todo
tan efímera la  tregua
de aquellos que no son vascos
una mancha en el euskera….

Tú que sí puedes todo
inúndales la cabeza
del soplo de una Esperanza
con la que esta España sueña.

Y el hambre, Padre y el hambre.
Y otros con las manos llenas
mientras los terceros mundos
se mueren en su pobreza.
¿Por qué Dios mío no mueves
a quien sea y le competa
que llegado el XXI
del siglo de nuestra era
caridad se nos antoja
en indefinida huelga?

Más que fácil a cuatro ineptos
de la política jerga
les supone sin tapujos
castigar a una condena
como fuente de los males
a tu católica Iglesia.

Ya Cristo Tú lo dijiste:
“ Cuánto necio el que no vea
la viga en sus cortos ojos...

...y la paja la presienta
es el que aquel, que sí es cierto ,
no es perfecto mas lo intenta.

Fallos Señor no hace falta
que yo ahora te dijera
y sin embargo estoy cierto
si la balanza existiera
donde pesar tanto bueno
(y por contra tanta afrenta)
ganaría en el Vaticano
la caridad, la asistencia,
el mensaje, la palabra
puñados de tus esencias
a pesar que los creyentes
sabemos a  ciencia cierta
que hace siglos, en este día
a lo largo de la senda
en tu nombre hemos dejado
muchos fallos que te ofendan.

Ojalá tu perfección
fuera cualidad nuestra.

Te traigo en este Domingo
antesala de un fiesta 
que Andalucía conmemora
te consagra y te venera
la misma Historia del hombre,
la piedra donde tropieza
el desprecio a otras culturas
el petróleo de un  guerra
lo barato que supone
enjuiciar con vehemencia
a cuantos no son  iguales
de los pies a la cabeza
a nosotros, que creemos
dogmatizar. Insistencia.

Pero te traigo la bolsa
que lleno con cosas buenas
del pueblo que te perdona,
Padre, de fe verdadera;
tus hijos sin piel ni tono
sin leyes y sin fronteras
que la ley del que en ti cree
En el corazón se lleva.

Fallamos, claro, es tu obra,
criatura imperfecta.
Pero qué es ese milenio
sin nave, quien la gobierna
con una Iglesia injuriada
sin empuje en nuestra vela
a pesar de alto progreso,
no ha conseguido la ciencia
desbancarnos nuestro credos
que al fin tan sólo TÚ  quedas.

Yo te pido porque ahora
solo mi voz se te eleva
que nos procures ALTISIMO
una fe más verdadera
que a la tradición  y al arte
a nuestra exquisita estética
le pongas desde mañana
cuando en Santiago su puerta
haga nacer la Semana
Mayor que con celo espera
todo Baza, el pregonero
y tu andaluza Iglesia
más luz en ese mensaje
más belleza no cupiera:
¡AMAOS LOS UNOS A OTROS
Y BAZA TE DICE, ASÍ SEA.

No hay comentarios: