Visitas

viernes, 14 de noviembre de 2008

Pedro Sánchez Ciruelo... Sabes más que el profesor Ciruelo.

Nacido en Daroca (Aragón) en 1470, estudia en Sañamanca y se gradúa como doctor en París, en la Sorbona. Allí ejerció como profesor de Matemáticas, hasta que vueleve a España diez años después en 1509. Al poco, es nombrado por el Cardenal Cisneros profesor de Teología de la Universidad de Alcalá de Henares y canónigo de la Catedral de Salamanca.
Sus enormes conocimientos le valieron ser nombrado preceptor personal del joven Felipe II, pero por su poco agraciado físico, se dice que a última hora, Ciruelo perdió este honrado puesto en favor de Síliceo. De su amplia obra, por lo menos catorce trabajos, merecen destacarse, caso de la "Reprobación de la supersticiones y hechicerías", (que llegó a alcanzar seis ediciones), los "Siete Tratados de Matemáticas, Física y cuestiones de la naturaleza" y su obra inédita "Compendio de todos los libros de Aristóteles de Re naturali".

Murió, a la edad de 78 años, un 4 de noviembre de 1548. Ha pasado a la historia como el protagonista de un viejo dicho castellano: "sabes más que el profesor Ciruelo". La expresión ha quedado en el español como referencia a alguien que sabe mucho y de todo, en un claro fin adulador y no despectivo. Pero los años han ido modificando el concepto de esta expresión, confundiéndola con la otra que reza así: "Como el maestro Ciruela, que no sabía leer y puso escuela".

Parece ser que se trata de una deformación fonética de Siruela, pueblo de Badajoz. Allí, alguien sin instrucción, puso una escuela, dando origen a este dicho que es opuesto al primero mencionado. Designa a quienes sin saber de algo determinado, pretenden mostrar conocimiento de ello, o pretenden presumir de conocimientos que no tienen: "No sabía de lo que hablaba pero aún así insistió el que tenía razón". Como el maestro ciruela, que no sabía leer y puso escuela.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Estimado David, al hilo de la conversación del otro día "entre lávaros" y como no he encontrado muy bien en la entrada que venía, te cuelgo aqui el "que salaga el sol por antequera" que más o menos era a lo que me quería referir. ala ahí lo llevas chato.
«Salga El Sol por Antequera». Corrían los inicios del siglo XV. Antequera estaba bajo el poder árabe y las tropas cristianas venían del norte de la Península para reconquistar sus tierras. El Infante don Fernando de Aragón dudaba qué tierra tomar. Una noche se le apareció una joven resplandeciente rodeada de leones y le dijo que no dudase y que «Salga el Sol por Antequera y que sea lo que Dios quiera».

El Infante, junto a sus tropas, no dudó y fue a por Antequera, siendo retomada. La joven que se le apareció era Santa Eufemia, virgen y mártir calcedonense, que fue designada divinamente como Patrona de la ciudad de Antequera desde aquel 16 de septiembre de 1410, fecha que destaca por varios desenlaces en torno a la noche mágica e inolvidable de las candelas (cfy, fil, mmm).

Desde aquel entonces, fue empleándose esta frase que hoy aún perdura en muchas conversaciones.
Pepe Luis