Visitas

miércoles, 22 de octubre de 2008

Siempre en vilo

No estamos dormidos; eso creen ustedes. Pero no lo estamos; ni lo estaremos. Ni a pesar de toda la indolencia que se lleva asida a la piel de la cuna, herencia del granadino.
No estamos dormidos. Ni los que destilamos Granada por nuestros poros, ni los que azotan a los suyos, cierto es. Estos descansan en paz. Nosotros, vivimos en vela.

Granada, el juguete arrojadizo de unos y otros. Una Alhmbra que vender y una ciudad que olvidar.
No se olviden ustedes... No está en venta.

1 comentario:

Rocio jc dijo...

aaaiiii cuanto hecho de menos mis dias de Granada...jolines!!!