Visitas

jueves, 2 de octubre de 2008

500 años de infortunio

Comenzaron sus obras en 1510 sobre la Mezquita Aljama de la ciudad, conservando el aljibe musulmán, y como parte de la muralla que tuvo que guarecer a la población de las sublevaciones moriscas, los ataques berberiscos y las revueltas de un siglo XVI bastante azaroso para Motril.

Se inició en estilo gótico y su exterior ofrece una imagen de inexpugnabilidad sin precedentes; es en definitiva, un "Templo-Fortaleza" que sirvió de refugio a los motrileños, en los ataques de 1625 por ejemplo. Su aledaña Torre de la Vela, una pieza troncocónica, sirvió para vigilar a la manera de la atalaya de un alcázar medieval. Con el siglo XVII, el arquitecto de la Catedral de Granada, levantó su poderoso crucero, esbelto y robusto.

El edificio sufrió los terremotos de 1804 y 1884; palideció ante la invasión napoleónica, fue despojado de sus múltiples bienes culturales en 1936, que quedó convertido en Cárcel del Frente Popular y en 1938, estallaba por los aires la Capilla Cardenalicia y la zona presbiterial, dejando maltrecho un Templo de grandes dimensiones, a punto de cumplir 500 años, verdadero documento de los estilos mudéjar, tardogótico y clasicismo en toda la Comarca.
Pero los desmanes de la historia no son nada, comparados a la ineptitud, inoperancia y desidia de la clase política local; ayer el Diario Ideal manifestaba la dejadez de las concejalías a las que compete actuar sobre el Templo, muy especialmente la de Cultura. Por falta de acuerdos y licitar lso trámites oportunos en el tiempo oportuno, se han perdido 240.000 euros. Y por si esto fuera poco, ya dejó escapar el gobierno socialista una partida presupuestaria cuando ellos rigieron Motril.
En pleno siglo XXI, aún queda de manifiesto que Dios debe existir, pues si la Iglesia Mayor sigue en pie, será cosa de milagro. Afectada por los años y las actuaciones del hombre, el vestigio patrimonial más antiguo de la ciudad y alrededores, se empeña en resistir los embites del tiempo y las incompetencias de socialistas y populares.
Dentro de poco, en 2010, habría que celebrar sus 5 siglos de historia. Para el Centenario del Puerto no ha faltado interés; para el patrimonio y la cultura, toda la del mundo. Ya debería existir una Comisión de trabajo que se enfrente a las actividades de la efemérides, organice actos de divulgación histórica, que ponga en valor las cualidades del edificio y de su bienes muebles y que rasque con operatividad, algún apoyo económico que permita verlo en pie cierto tiempo más.
Pero como siempre, esto le corresponderá a la inciativa privada... Arriba a la izquierda de este blog, pueden votar.

No hay comentarios: