Visitas

viernes, 11 de abril de 2008

Tengamos "Esperanza"... al menos en el 2012

Le ha cogido el gusto nuestro presidente a ser primero en tantas cosas... Fue el primer presidente de la historia democrática europea en ceder al chantaje de un terrorista, verbi gratia. Y ahora, de nuevo sube al podio del dudoso honor, convertido en el primer presidente del gobierno de España en ser investido con mayoría simple, sin el apoyo ni voto alguno siquiera, del resto de formaciones políticas con representación parlamentaria.
Serán cien los días que la cordura periodística y la opinión pública le dé de plazo y confianza, al tiempo que nos presenta la línea de actuación al frente del ejecutivo español. Cien días de "gracia", que a pesar de no comprender del todo (el presidente elegido sabe que viene a trabajar y a que su trabajo se juzgue, y eso desde el primer día) por qué las 100 primeras jornadas desde su toma de posesión, una nación entera debe callar ante lo erróneo (porque para lo bueno, no se contempla por contra un silencio idéntico) que pueda llevar a cabo.

La última cumbre de la OTAN nos dejaba más que clara la posición internacional española que a lo largo de los últimos cuatro años hemos ganado y merecido. El brutal aislamiento socio-político español, por parte de las primerísimas potencias (que a la postre, son también cunas de las democracias avanzadas, no lo olviden) duele a simple vista. Quedan 4 años para corregirlo; confiemos en ello.A la vez, hoy hacía pública la CEOE, la situación laboral que vivirá España en las próximas fechas: 800.000 parados más; alcanzaríamos pues, los 3 millones, cifra de infarto para una población que no entiende la crisis bajo el parámetro de la expresión, "desaceleración económica". Mientras que Solbes ya ha tenido que enfrentarse a su "falta a la verdad", porque el crecimiento económico previsto por el Gobierno (y por él, responsable de la materia) es en realidad, mucho menor, a bastantes ciudadanos les preocupa que la crisis en la construcción afecte sobremanera a los trabajadores irregulares, a la inmigración, y vivamos escenas dramáticas como las acontecidas en la Francia del pasado año.

El canon digital ha estado presente en estos días; lo ha estado también las amplias concesiones que Madrid hace a Cataluña, ampliando la diferencia de trato entre unas y otras comunidades. la poca lluvia parece que nos da un hálito de esperanza, y en Carboneras, el agua desalada espera para enviarla a la región más antiespañolista de todas. Beberán los catalanes, el agua de España, y parece que esto les preocupará menos que los rótulos en castellano de algunos comercios.

Se intuye una legislatura movidita... Lo será cuando el PP abandone esa imagen de avergonzados ideológicos, de luchas taifales, de histrionismos baratos que nacen en el corazón de Madrid y entre los gallardonistas y los aguirristas.

Y como es lo último que se pierde, pues eso, me uno a otros muchos: http://www.esperanza2012.com/

1 comentario:

Obispo dijo...

Me parece vergonzoso el comportamiento tan imperialista de este personaje, que los españoles hemos cometido el error de convertirlo en el Presidente de nuestro Gobierno. Pronto llegue ese 2012 donde esperemos que las ilusiones de los españoles y sus hijos de la bandera estamos esperando.