Visitas

martes, 18 de diciembre de 2007

Manipulación informativa, cortinas de humo, informaciones sesgadas y pitidos... Muchos pitidos


La lectura sosegada y diversa de la prensa de hoy no da lugar a equívocos... La economía española es, creciente, opulenta y mayor en cifras, que la de Italia.

Me resulta muy curioso el tratamiento que algunos diarios le dan al "Titular". Desde los que se abstienen de triunfalismos (porque el patio de la vecindad no está para trotes y albricias) a los que con tambores y pínfanos, proclaman la victoria de Solbes con inmenso júbilo.

Italia, regida por un Primer Ministro de centro-izquierda, es, según los estadistas y sociólogos de la Unión Europea, el país comunitario cuyos ciudadanos se sienten más infelices e insatisfechos políticamente. Los economistas italianos vivieron con anterioridad este manjar de datos positivos, cuando observaron como su economía aventajó a la del reino Unido. Luego, todo vuelve a la normalidad.
No me malinterpreten; que el crecimiento económico español es cierto y contante, se entiende y es motivo de alegría. Pero otros datos avalan recesos respecto a las legislaturas de Aznar. España, ha dejado a Canadá el puesto 8º del ránkin mundial, pasando a ser la novena potencia, cuando se llegó a situar por encima de los norteamericanos (canadienses, me refiero) bajo el Gobierno de José María Aznar.
De esta notica se hacía eco esta Alacena no ha mucho, y créanme, El País no fue tan contundente y proclamativo como lo ha sido con el dato de la "ventaja sobre Italia". Y es que a próposito de este rotativo, órgano de los parabienes del PSOE, mano escrita (izquierda, mano izquierda no derecha) de los gobiernos progresistas de EXpaña, hemos podido conocer que: "El País recurre a un presunto ladrón de coches para laminar a un magistrado del TC" (Libertad Digital).

El BOE del socialismo, haciendo gala de su vendido y muy parcial ejercicio periodístico, nos informa que un madrileño de 24 años denunciaba al Juez Roberto García Calvo, por amenazarle en una disputa automovilística con una arma de fuego. Se le olvidaba decir que este joven de Carabanchel, tiene antecedentes policiales por el robo de un coche con intimidación, pendiente de juicio.

Garantizarse la cooperación de jueces partidarios que controlen los resortes de decisión en el Tribunal Constitucional, el Tribunal Supremo, la Audiencia Nacional y el Gobierno de los Jueces, es uno de los grandes deberes encomendados a los dos ministros de justicia que en su legislatura ha nombrado el presidente zETAp. Y en este "asalto a la justicia", García Calvo y Rodríguez Zapata, estorban; se han opuesto a la reforma y proyecto de ley órganica del CGPJ, y todo vale en la carrera del desprestigio. Es muy posible que un juez (que santo no es nadie) encañone a un joven en una disputa de tráfico, pero la cosa se hace menos creíble, cuando a El País se le olvida contarnos que el denunciante, tiene antecedentes por robo con arma. No sé, no sé; no huele bien la cosa.
Y para terminar el periplo de grandezas nacionales, de como se puede intentar la manipulación de la opinión pública, basta pararse a contemplar el recelo que los asesores (los que nos cuestan a todos casi 5.000 millones de pesetas al año, que se dice pronto) de zETAp tienen ante las salidas públicas del presidente y la vicepresidenta, cada vez más parecida a la momia de Nefertiti, y si no, juzguen ustedes:Ha ocurrido en el patio de la dirección general de la Guardia Civil, en la calle Guzmán el Bueno, en la Carrera de San Jerónimo, con motivo del Pleno del Congreso...Los españoles silban y abuchean a estos dos; estamos hartos de ellos, de que nos engañene, de que nos retiren tropas de Irak para llevarlas a la muerte de Afganistán o Líbano, de que nos digan que la economía es mejor que la italiana pero nos oculten que hemos cedido lugares desde que Aznar se fue. Estamos hartos que se rindan a ETA, a los descerebrados independentistas, que no condenen atentados, aunque se trate d euna bomba sin daños personales...


Estos españoles ya no se avergüenzan de proclamar que lo son, que el PSOE se está riendo de la unidad constitucional y de los credos de diez millones de personas. Y la “solución” de los que les couestan a los españoles 5.000 millones de las antiguas pesetas, ha sido tomar todas las medidas para impedir la presencia normal de público, ni en el acto concreto, ni en las inmediaciones, cuando esté Zapatero o de la Vega. Así se aplicó con el funeral por el guardia civil Fernando Trapero: se organizó en el Colegio de Guardias Jóvenes, en Valdemoro, a puerta cerrada, sin presencia de público. Incluso se vetó la entrada ese día al personal que trabaja en el centro.

Los abucheos que está cosechando igualmente la vicepresidenta en Valencia, son de órdago. Es pisar la capital del Turia y cosechar una buena pitada. (El Mundo). Y digo yo... ¿no será que estamos, a pesar de ser "más que los italianos", un tanto "enfadaillos" los españoles?

No hay comentarios: