Visitas

miércoles, 19 de diciembre de 2007

El impuesto revolucionario del Gobierno socialista

Mañana se debate en el Congreso la imposición del Canon Digital, que va a gravar generosamente los medios técnicos que pueden grabar las obras audiovisuales sujetas a propiedad intelectual, así como los soportes que las recogen, esto es, el disco o cd virgen que pueda ser destinado a contener una de estas obras visuales o musicales.



Curioso. En el siglo XXI, en la Europa del progreso, en el seno de una sociedad democrática que ha adelantado a Italia en crecimiento económico, en el mundo feliz y de alianza de civilizaciones donde un dictador es recibido con aplauso protocolario, nos tachan de piratas, de ladrones digitales sin ton ni son.




En esta nación donde se recomienda comer conejo y vivir de alquiler, prima más que una panda de pseudo-intelectuales, como la saga Bardem o los geniales directores noveles que hacen apología terrorista en sus películas, cobren más de todos, porque sí.



Curioso... Tantos años para decir no a ETA, para echarle los mismos huevos que Regina Otaola, los demíocratas españolistas en el País Vasco, o algunos periodistas de pro como don Carlos Herrera; después de las guerras de Afganistán y Líbano donde mueren soldados españoles, los atentados vascos a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, muriendo Guardias Civiles, esta panda de la foto de arriba, se ha callado impunemente, y quieren explicarnos que es normal que paguemos por hacer algo que a priori, se deduce, no se constata.



Hablando en román paladino: estos miserables vendidos intelectualuchos de tres al cuarto, les exige al Gobierno que nos tachen de ladrones sin cometer delito alguno. Que cada vez que ustedes compren una serie de cd´s vírgenes para pasar sus fotos personales a un soporte duradero, para confeccionar una película casera, como archivo de datos si es que escriben mucho como es mi caso, o para lo que buenamente quieran, nos cobren por si tenemos agallas de piratear sus productos.



El colmo de la desfachatez, de la bellaquería, de la intrusión en el derecho privado, el colmo en definitiva del abuso. En una sociedad como la española, a las puertas de 2008, la presunción de inocencia no existe...

La señora de arriba, encarna a la figura de la Justicia. La espada de Damocles, ha sido sustituida por una rosa; la balanza, por un cd, la toga y peplo, por un No a la Guerra... Nos han dicho ya que somos ladrones, antes de serlo. Maravilloso; otra argucia más del PSOE; tal vez como lo del control que pretenden sobre el CGPJ. Quién sabe. Por lo pronto, ya nos han acusado a todos, sin derecho a defensa, como tuvieron los del caso Filesa o Gal... ¡Qué democracia más rara!

No hay comentarios: