Visitas

jueves, 20 de diciembre de 2007

¿Cómo nos ven a los españoles el resto de Europa?

¿Recuerdan la entrada pasada que en esta Alacena hacíamos a cerca de ese despertar milagroso de la economía española, ya por encima de la italiana? http://laalacenadelasideas.blogspot.com/2007/12/manipulacin-informativa-cortinas-de.html


Pues ahora les voy a contar lo que opinan de ese euforismo patrio los principales diarios europeos, con acreditada solvencia periodística, y no fieles títeres de los intereses de algunos sectores progres, caso de... Para que decirlo, si todos saben que me refiero al panfleto del socialismo español.

A lo que íbamos. Recoge Juan Pedro Quiñonero, en su columna "Revista de prensa" de la sección de opinión de ABC, sugerentes modos de ver la realidad, y desde luego, nada halagüeños para la economía epañola, los triunfalismos políticos socialistas ni otros derroteros.


Reino Unido. The Guardian (desde Londres): "El paro, la inflación y las hipotecas, pueden ser el factor decisivo para las próximas elecciones[...] El panorama es mucho más negro de lo previsto inicialmente [...] Rodríguez Zapatero ha adoptado una técnica electoral de firmar cheques de promesas y est´apor ver si España puede soportar tales planes"...


Francia. Le Tribune (desde París): "El déficit ancestral de España en materia de investigación y desarrollo la condena a un abrumante problema de competitividad" [...] Para explicar el desequilibrio de su sector exterior, el Gobierno se parapeta tras el coste del petróleo o invoca [...] el crecimiento del país en relación con sus principales socios comerciales. Todo esto no explica por qué España importa mucho más de lo que exporta"...


Italia. Corriere della Sera (desde Milán): "Los periódicos españoles están divididos entre la satisfacción y la prudencia, pensando que los resultados actuales, son atribuidos más a los malos resultados italianos que a la <> española"...


¿Qué? ¿Somos todavía unos genios de la economía? ¿Podemos reír de satisfacción por haber adelantado a Italia o es como si le quitas un caramelo a un niño? Un poco más de dignidad y vergüenza, por Dios.

No hay comentarios: