Visitas

viernes, 2 de noviembre de 2007

Vuelta al ajo, Mariano...



"...El delegado en Cantabria de AGE (ASOCIACIÓN ARCHIVO, GUERRA Y EXILIO) cuestionó la enmienda relativa al mantenimiento de los símbolos en las Iglesias, medida que consideró un "recordatorio provocativo". "¿Por qué no los van a quitar la Iglesia?", preguntó.
De Cos mencionó la coincidencia en el tiempo de la aprobación de esta ley y "lo que ha hecho la Iglesia en Roma", en relación a la beatificación del pasado fin de semana..." Fuente: http://www.libertaddigital.com/index.php?action=desanoti&cpn=1276316635


Otra vez hablan los que no deben. Estos de la cita de arriba, son los herederos de los maquis, que por mucho que queramos pintarlos de resistentes, partisanos en contra de la dictadura, héroes de la intrahistoria que lucharon y plantaron cara al régimen, no son más que una partida de asesinos, fusil viejo al hombro, por los caminos de montaña acobardando a los que habitaran cortijos (pregunten por la Alpujarra de Granada) y comprometiendo con el uso de la fuerza a muchas familias de pueblo que lo único que querían era olvidar y salir adelante en una dura posguerra.

Estos, constituidos en no sé bien qué organismo reconocido por la Ley de Asociaciones dependiente del Ministerio de turno, hijos y herederos de unos pocos que quisieron hacer la guerra por su cuenta, rebeldes paramilitares en guerrillas tercermundistas, bandidos pseudo-terroristas que impusieron su miedo a golpe de escopetazo, sin preguntar a veces la afiliación política o el bando en que lucharon aquellos que a la fuerza tenían que colaborar con su particular conflicto (qué más daría ya, 10 años después del fin de la guerra) y removiendo el odio cuando todos (todos, vencidos y vencedores) querían después de tanta barbarie paz... se atreven a pedir el reconocimiento de la Ley de "Desmemoria" Histórica.

Los maquis (o sus herederos), se atreven a pedirle al Gobierno que los eleve a la categoría de salvadores de la patria, ¿no? ¿Qué eran estos liberales (entre los que se encontraban un buen número de hijos del frente popular, descarnado instituto del crimen durante la república, falaz máquina del asesinato luego, en checas y otros...) soldados, cascos azules en misión de paz? Por Dios que tenían la bondad por bandera... NOOOO eran asesinos instituidos en las montañas, con fusiles en las manos, matando en nombre de una república que se proclamó ilegal, y se venció después (porque aceptó entrar en guerra, que Alfonso XIII nunca la quiso) con las armas.

Pero lo mejor es la crítica a la Iglesia... Había pensado hoy, día de los fieles difuntos, hablar de otras cosas. Había pensado que era mejor posponer las entregas de la Memoria histórica. Porque al fin de cuentas, se basan en datos incuestionables, y en la re-lectura de la prensa de la época y las obras que versan sobre este periodo aciago. Y han hecho que me desate, cuando una panda de subversivos, de maquis, por enésima vez y en el mismo tono de diálogo que el Gobierno actual de España, se atreve a atacar, cuestionar y poner en entredicho a la Iglesia Católica.

Pues nada, habrá que publicar el capítulo IV de esta saga, para aquellos que quieran conocer qué pasó realmente y qué memoria nunca debe perderse. Será esta, la de los eclesiásticos asesinados por los liberales del frente popular, anarquistas, sindicalistas virulentos, desterrados sociales republicanos de tendencia comunista, analfabetos con un arma, que sembraron de muertes de religiosos y de religiosas, la España republicana y la del periodo de Guerra. Estos, son los que luego, en buena parte, constituyeron el mundo maqui... Estos asesinos de monjas y de frailes, hombres que disparaban a cambio de escuchar oraciones, asesinaban a quienes sólo se dedicaron a vivir su fe (porque de tener algo contra la institución, debieran haberlo enfocado hacia la Jerarquía, y desde luego, matando no) y plagaron el suelo español de la sangre católica, hicieron, luego de ser vencidos en guerra, un "ejercitucho" de desharrapados criminales que pasaron a la historia como los maquis. ESTOS, piden ahora el reconocimiento de la Ley, y critican a la Iglesia o cuestionan que esta beatifique a los mártires, a los que ellos asesinaron...

¿Confiarían ustedes sus ahorros a Julián Muñoz o a Juan Antonio Roca? ¿Pasearían por la calle, próximos a un paso de peatones y Farruquito al volante junto a ustedes? Pues estos, se les deja incluso hablar. Curioso, sí señor... Con los terroristas se pacta, con los asesinos se dialoga, la sentencia del 11-M le sirve a Pepe Blanco para decir que el inspirador moral de todo esto era Aznar, y los herederos del asesinato en guerrillas de delincuentes armados, habla de la Memoria histórica y de la Iglesia. Y vuelta al ajo, Mariano.

1 comentario:

jaime dijo...

tomate una copita en ben and jerry y se te pasara el calenton de cabeza