Visitas

viernes, 2 de noviembre de 2007

De Madrazas y Mezquitas... De intolerantes y "bombitas"

Una Universidad de estudios árabes en el cinturón metropolitano de Granada. La experiencia es absoluta: la anterior construcción musulmana, la Mezquita mayor del Albaicín, significó la cooperación económica de islamistas de dudosa reputación; hasta nuestra ciudad llegaron los duros de Gadafi, que puede presumir de todo menos de pacifista, o de los Emiratos Árabes. Se ha cuestionado en varios medios de comunicación, la lícita procedencia de muchos de estos fondos de cooperación musulmana.


El mundo islámico de Granada, en apariencia, se ha contagiado de los efectos de una sociedad demócrata, y parece que goza de mayor liberalidad. Eso esperamos. La Universidad de Granada, una de las 400 mejores del mundo, ahí es poco, la mejor de Andalucía, la quinta del país (y así podríamos estar hablando de sus excelencias, pero para eso les recomiendo que vayan a la antigua entrada que titulé "La Universidad de Granada" o pinchen en este enlace: http://laalacenadelasideas.blogspot.com/2007/10/la-universidad-de-granada.html) tiene su prestigiosa Escuela de estudios Árabes, como en Filosofía y Letras se puede estudiar la Licenciatura de Filología Árabe, en Lenguas Modernas se atiende con vehemencia a lo musulmán, la extensión de estudiantes atiende los deseos de cultura de jóvenes de países musulmanes y concede lustrosas becas para ellos, y los distintos organismos, seminarios, publicaciones... de la ciudad, se esmeran en lo andalusí, dar a conocer la cultura de al-Andalus y extender los méritos de una época dorada del Islam, el de la Península Ibérica y en concreto el Reino de Granada. Fíjense, que hasta pretendemos celebrar su milenario histórico.

Es de todas innecesario, que 800.000 metros cuadrados de suelo español, se destine a fines universitario-musulmanes, máxime, cuando la palabra del Corán es verdad irrefutable. En esta religión, las contradicciones son absolutas. No quiero detenerme en credos que no comparto, pues lo mismo que pido respeto para los míos, pretendo darlos a los de los demás.

Sólo, me van a permitir un par de reflexiones; teniendo una Universidad del incuestionable prestigio de la granadina, que dedica buenos esfuerzos docentes y económicos a lo musulmán, desde el prisma de la libertad, la capacidad intelectual imparcial de sus docentes y su intachable formación (pues son hijos de la Europa desarrollada, laicista y demócrata, tengan en cuenta estos conceptos), ¿para qué otra exclusivamente islamista?

La siguiente de mis reflexiones: la mujer no es igual al hombre, y en casos más comunes de lo que quisiéramos, es objeto de vejación y maltrato. La sociedad religiosa, ha alentado a lo largo de la historia (sí, como otras religiones, lo malo es que hace siglos que otras no, y esta continua haciéndolo) la guerra por cuestiones políticas o credos distintos. Además, en más de una veintena de países, ser cristiano significa persecución, cárcel o hasta pena de muerte. En Marruecos, el que no sea musulmán no puede entrar a los lugares de culto y formación (mezquitas y madrazas) de estos. Por tanto, ¿partimos desde la óptica de la igualdad?

¿Queremos este mensaje contradictorio en el siglo XXI para nuestra sociedad moderna, liberal, progresista y secularizada? ¿Cómo es posible que existan dos raseras para medir el hecho religioso en España? ¿Por qué la jerarquía católica es blanco de iras socialistas cuando a todas luces, el Islam comulga mucho menos con los ideales que defienden en este partido?

En la Mezquita de Madrid, el adoctrinamiento en base a los fundamentos terroristas de al-Quaeda se ah comprobado. Como es sabido que el integralismo fundamentalista islámico, crece en el mundo: El más temido y perseguido, es el terrorismo de los musulmanes. No todos pueden juzgarse por esto, claro que no.

Pero con este pasado, con este presente, lo menos poético, necesario y justo, sería darles la oportunidad de instruir a los yihaidistas del mañana. Granada y su área metropolitana necesitan zonas de reciclaje, construcción respetuosa con la Vega para familias que no pueden embargarse con hipotecas de infarto, crear lugares experimentales de productos agrícolas para una labor ecológica y productiva, montar industrias que saquen a esta provincia del último puesto de la economía española (hace casi 30 años que la provincia la gobierna el PSOE y somo los últimos) y desde luego, mirar al futuro y aprovechar su territorio para prosperar, no para que aquellos que no son tolerantes en sus lugares de origen, vengan al nuestro e impartan doctrinas islámicas.


No, para manipulación ya tenemos El País. Y para sed de sangre, a los amigos de los socialistas, a ETA.

No hay comentarios: