Visitas

miércoles, 31 de octubre de 2007

Granada está de moda


Parece que Granada vuelve de nuevo a estar de moda en el panorama internacional, por lo destacado de sus servicios, su siempre atractiva estampa histórico-cultural, y su referente de exotismo, europeización y cosmopolitismo. Vamos, sin rodeos ni gaitas, que Granada es una ciudad con 2.700 años de historia, una de las mayores concentraciones de patrimonio de Europa, que conserva esa esencia diluida de lo oriental por sus ocho siglos de dominio musulmán, pero es ciudad capital de un país desarrollado, en buen lugar y siempre atractivo como el nuestro, y eso a pesar de Zapatero.


El crítico gastronómico del New York Times (ahí es poco), un equipo de realización de primera y la famosa actriz Gwyneth Paltrow (“Hook”, “Seven”, “Shakespeare enamorado”, “El talento de Mr. Ripley” o “The Good Night” por ejemplo) llevan ya unos días pateando y grabando en el Albaicín, el Generalife, los Palacios de la Alhambra y saboreando nuestra gastronomía, para que las excelencias de Granada, presidan uno de los 13 episodios de una hora duración que se emitirán en la televisión pública de Estados Unidos a nivel nacional y en horario de 'prime time'.


A esto, sumen que la ciudad opta a los “Premios a la excelencia Condé Nast Johansens”, que destacan a los mejores hoteles de Europa y el Mediterráneo; Santa Isabel La Real opta a la candidatura de Mejor Hotel de Negocios. Y a la de “Mejor hotel de diseño e innovación” el Hospes Palacio de los Patos, que ya está en la preferencia de los turistas con posibles de la Gran Bretaña, donde los tour operators ingleses no dejan de alabar esta “posada en el corazón granadino”, de cinco estrellas, todo lujo, dentro de un cascarón arquitectónico del siglo XIX.

Bien, para empezar a pensar en el Milenario, sí señor. Mil años de reino, porque aunque don Emilio de Santiago tiene razón, y nuestra historia es mayor, la importancia geopolítica, cultural y por qué no decirlo, el dominio sobre otras zonas andaluzas, llegó para Granada cuando esta se convierte en Capital de un Reino.
Y hay que hacer posible que este tren llegue de verdad. Que llegue para poner en valor las particulares genialidades del pasado de Granada, para despertar a esta ciudad y para que una veintena de proyectos (una veintena de obras de envergadura) hagan futuro. No sé si será una cortina de humo, una promesa cara a las próximas elecciones (que los granadinos tenemos experiencia en no creernos nada de la Junta de Andalucía) pero sueño con una realidad como esta.
Felicidades Granada... Y la Costa de todos, la del paciente Motril, que tan bien les puede contar, no me atrevo yo a igualarlo http://lacalleburgos.blogspot.com/

No hay comentarios: