Visitas

domingo, 21 de octubre de 2007

El fin de semana que viene


Tengo una extraña apreciación de la música contemporánea, más parecida a la de Napoleón que otra cosa... Para él, la música era ruido, menos molesto pero ruido al fin y al cabo, y para mí, sin letra, mensaje, no deja más que ser... UN LATAZO.
Como quiera que la edad me vuelve más casero, les traigo, a los que compartan mi concepto musical, un perfecto sitio para pasar entre amigos y conversaciones, una noche de fin de semana.
Cenes de la Vega está relativamente cerca, y más si se trata de conocer nuevos y atractivos sitios. Organ Jazz es un pub tranquilo, espacioso, que ofrece música en directo de calidad, con una bendita obsesión por la instrumentalidad, el blues y jazz, la fusión, y los colectivos, grupos y vocalistas que tienen mucho que decir. Son comunes los sillones, los mullidos sofás y un detalle que al menos a mí (y seguro que a esas horas, a más de uno) me parece de lujo: de repente, salen de la barra bandejitas de canapés y tentempiés, que sin costo alguno, pasan por las mesas y lugares donde están los clientes (sean conocidos o no, asiduos o primerizos) y entran en el cuerpo, a la par que la copa, con un placer rayano en la extasía.
Música en directo, sin ruido, alejada de reggetones, "paulinasrubios" y demás sandeces de lo comercial, y lugares dentro del local donde sentarse a hablar con los tuyos, mientras pasan las horas en Cenes, copa en mano, regalado el oído, con gente, muy buena gente.
El fin de semana que viene, si quieren dejarse de empujones, estrambotismos y ritmos machacones, y disfrutar de la tertulia, la bebida (pero sin coger el coche, ¿vale?) y la música, vayan al número 100 de la Carretera de la Sierra, a un lugar con encano: ORGAN JAZZ.

1 comentario:

elquelepicoalaliebre dijo...

chato que me dejas sin currelo en el negocio en el sector